Grasa de baja fricción para unidades de rodamientos para cubos de rueda

No solo reduce la fricción sino que también mantiene el mismo desempeño del rodamiento

Esta grasa de baja fricción es una solución que se aplica prácticamente a todas las unidades de rodamientos para cubos de rueda. Reduce la fricción, aproximadamente, en un 9% sin afectar el diseño del rodamiento o de cualquier otro componente y, de esta manera, no compromete el desempeño del rodamiento. Asimismo, contribuye a disminuir las emisiones de CO2 y a mejorar la eficacia total del vehículo. De hecho, esta grasa reduce la energía absorbida hasta un 9,5%, comparada con grasas estándares.

Mediante el uso del software SKF Vehicle Environmental Performance Simulator (VEPS) y conforme al ciclo de conducción New European Driving Cycle (NEDC), se calcula que un automóvil con cuatro unidades de rodamientos para cubos de rueda a las que se aplica grasa de baja fricción ahorra 0,15 g de CO2 por kilómetro. Cuando se realiza este cálculo conforme a un kilometraje anual de 14.500 km, el ahorro es de 2,9 kg de CO2 por auto y por año. Los resultados tienen su fundamento en un caso de referencia y pueden variar de un auto a otro.

Dentro de las muchas ventajas de funcionamiento y medioambientales, podemos destacar:
  • Mayor resistencia frente al falso efecto Brinell
  • Aplicable a todas las generaciones de unidades de rodamientos para cubos de rueda
  • Apto tanto para nuevos diseños como para aplicaciones reacondicionadas
  • Reducción de emisiones de CO2
  • Disminución del consumo de combustible
  • Mejora en la eficiencia total del vehículo
SKF logo