Los rodamientos SKF permiten el funcionamiento continuo y sin mantenimiento de una bomba a 1.600 metros de profundidad

El reto

Un procesador de petróleo y gas en alta mar que requería una instalación de procesamiento completa sobre el lecho marino, necesitaba determinar previamente la posibilidad de bombeo submarino de fluidos multifase (petróleo, gas, salmuera, arena y otros) en aguas profundas. Tras una cuidadosa selección, la compañía se decidió por un diseño de bomba que se probaría en aguas de más de 1.600 metros de profundidad.

Para reducir los costes de extracción y reparación, así como las pérdidas de productividad, era esencial que la bomba fuese fiable. El objetivo a corto plazo era utilizar el equipo sin mantenimiento durante un mínimo de cinco años, incluso bajo condiciones difíciles de carga, lubricación y flexión del eje.

La solución de SKF

En estrecha colaboración con el cliente y el fabricante de la bomba, SKF suministró varios conjuntos de rodamientos CARB especialmente diseñados. Se desarrollaron rodamientos SKF con aros de acero inoxidable superresistentes y los rodillos con un recubrimiento NoWear para soportar las cargas radiales, mientras que se suministraron otros rodamientos especialmente diseñados para las transmisiones.

Los resultados

Tras exhaustivas pruebas sobre el terreno, la solución de rodamientos especialmente diseñada por SKF no ha mostrado signos de desgaste. El cliente confía en que este aspecto del diseño de las bombas para aplicaciones en aguas profundas continuará soportando las exigentes condiciones de esta instalación submarina.
SKF logo