Motor

En la actualidad, existen varias diferencias entre los motores para vehículos de competición y los motores de los vehículos de producción en serie. Por ejemplo, en NASCAR se compite con carburadores, los motores F1 alcanzan hasta 18.000 rpm y los motores WRC cuentan con un elevado nivel de turboalimentación. SKF suministra las soluciones adecuadas para los diversos requisitos que plantean dichos motores, gracias a la reducción de las pérdidas de energía y, al mismo tiempo, resistencia a las cargas y altas velocidades.

Soluciones

SKF logo