Chasis

Imagen de chasis
Los chasis se fabrican con tubo de acero. No hay suspensión, por lo que el chasis debe ser lo suficientemente flexible para funcionar como suspensión y lo suficientemente rígido como para no romperse o ceder en una curva.

La rigidez del chasis permite diferentes de características de maniobrabilidad para diversas circunstancias. Por lo general, en condiciones de sequedad es preferible utilizar un chasis más rígido, mientras que en condiciones de tracción deficiente o humedad, un chasis más flexible podría funcionar mejor. Los chasis de mayor calidad ofrecen la posibilidad de agregar o retirar barras de refuerzo en la parte posterior, frontal y lateral de acuerdo con las condiciones de la competición.

Para el frenado se emplea un freno de disco montado en el eje posterior. Los frenos de disco frontales cada vez son más populares; sin embargo, determinados tipos de chasis no los admiten.

Los karts para competiciones profesionales suelen pesar de 75 a 80 kg (165 a 175 lb), sin conductor.

SKF diseña rodamientos de apoyo para karts tanto en los ejes frontal y trasero como en las cabezas de articulación que se conectan al sistema de dirección del kart.

Soluciones

SKF logo