Compacidad (reducción del tamaño y el peso)

Imagen de compacidad
La compacidad es un factor importante en los sistemas de los vehículos de competición.
  • Reducción del tamaño: los sistemas compactos permiten reducir el tamaño del vehículo, lo que beneficia a la aerodinámica y dinámica del vehículo. Por ejemplo, un único tamaño de sistema de propulsión del monoplaza influirá directamente en el diseño de la parte posterior del coche, lo que afecta en gran medida al rendimiento aerodinámico global.
  • Reducción del peso: puesto que la masa se reduce, es posible conseguir más aceleración transmitiendo una potencia dada a las ruedas o, como alternativa, ajustando libremente el lastre del coche a fin de maximizar el rendimiento dinámico del vehículo
Gracias a un cuidadoso diseño de los componentes, funciones integradas y el uso de materiales avanzados, es posible satisfacer todos estos objetivos, aumentar el rendimiento del vehículo, sin sacrificar otras propiedades del producto, como la vida útil.

Soluciones

SKF logo