Recubrimientos y acabados de superficie

Imagen de recubrimientos y acabados de superficie
Las superficies de contacto de los rodamientos con elementos rodantes son de la máxima importancia para el rendimiento y la vida útil del producto. La fricción de los rodamientos depende principalmente de la calidad de las superficies. Por lo tanto, en las aplicaciones de competición se presta especial atención a la calidad de fabricación de las superficies desnudas. En algunas condiciones de aplicación, se emplean recubrimientos específicos para mejorar el rendimiento.

El proceso de acabado de rodamiento estándar incluye operaciones de rectificación y acabado (por ejemplo, bruñido o pulido). Dichas operaciones normalmente generan patrones de mecanizado anisotrópicos alineados. A fin de mejorar el proceso, SKF patentó un acabado de superficie isotrópica con cavidades para lubricante fabricadas mediante un proceso de fabricación mecánico. De esta forma es posible generar superficies de un acabado óptimo con valores de rugosidad extremadamente bajos. Las superficies isotrópicas pueden mejorar las propiedades de fricción y resistencia al desgaste si se exponen a condiciones de lubricación marginal.

Otro aspecto de las superficies optimizadas está relacionado con los recubrimientos, que se pueden aplicar tanto a los elementos rodantes como a los caminos de rodadura; su objetivo es reducir el desgaste y la fricción. Por este motivo SKF diseña y utiliza recubrimientos similares a DLC como NoWear.

Para proteger las jaulas metálicas fabricadas con acero, aluminio o titanio, hay disponible una amplia variedad de recubrimientos, como plateado, DLC y anodizado.
SKF logo