SKF y Betamotor

Betamotor siempre ha estado ligada con la historia y evolución de la vida sobre dos ruedas. La empresa fue fundada en Florencia, en 1904, con el nombre de “Società Giuseppe Bianchi”, y se dedicó a la construcción de bicicletas artesanales. Al final de la década del cuarenta, con los cambios que se habían producido en la sociedad italiana y el desarrollo del transporte motorizado, la empresa empezó a fabricar motocicletas.  La asociación entre SKF y Betamotor comenzó en la década del sesenta y, durante más de 50 años, los motores, los scooters, las motocicletas urbanas y de carreras han sido equipados con productos SKF. 

En la década del setenta, con la aparición del sector todoterreno, Beta comenzó a especializarse cada vez más en la producción de ese tipo de vehículos. Esta especialización ha estado siempre acompañada de un compromiso paralelo en el área de la competición, el banco de pruebas de excelencia en la producción de las motocicletas Beta, inicialmente en motocross y enduro, y posteriormente en la disciplina trial, a principios de la década del ochenta. La activa participación de Beta en el motociclismo ha estado marcada año tras año por una serie de éxitos. Así fue que se sucedieron las primeras victorias en motocross a finales de la década del setenta y principios de la del ochenta, seguidas más recientemente por los cuatro campeonatos mundiales de Trial ganados por Jordi Tarres y los tres títulos mundiales consecutivos obtenidos por Dougie Lampkin (1997, 1998 y 1999). Luego vinieron los seis títulos mundiales Indoor, incluido el que obtuvo Albert Cabestany en 2002 y, finalmente, cinco títulos europeos. Las motocicletas de trial Beta han ganado también más de 100 Campeonatos Nacionales en todo el mundo en los últimos años. 

En 2004, la marca Beta retomó su apuesta por las motos enduro de cuatro tiempos con una importante inversión en desarrollo de productos y en su presencia en la pista de competición. En este nuevo campo, Beta sigue siendo fiel a su misión, que es inspirar en los motociclistas un estilo de conducción natural e instintivo. Por muy técnico y deportivo que sea su ADN, las motos necesitan transmitir una sensación óptima y ofrecer la máxima diversión.

De cada 100 motos fabricadas, más de 70 se distribuyen en el extranjero y, las 30 restantes, en Italia. La red comercial desarrolla su actividad de venta directa en Italia, Francia, Alemania, el Benelux y Austria, y trabaja a través de importadores en el resto del mundo.

SKF logo