Transmisión final

La transmisión final es una disposición de engranajes que se emplea en los ejes conducidos. Básicamente comprende el piñón, la corona y el diferencial. Principalmente, se utilizan engranajes cónicos helicoidales e hipoides. La transmisión final tiene una triple finalidad:

El piñón transmite el par y la velocidad en ángulo recto desde el eje de transmisión hasta la corona que va conectada al diferencial. El par de la relación de engranajes aumenta mientras que la velocidad se reduce. El diferencial permite que las ruedas giren a distintas velocidades al tomar curvas. Esto es necesario debido a la mayor distancia que debe recorrer la rueda exterior. Sin embargo, el par permanece constante.

Soluciones

SKF logo