Directrices del diseño medioambiental

Integrar el concepto de ciclo de vida ambiental en el desarrollo de los productos

Existen muchos motivos razonables para tener en cuenta los aspectos ambientales en el proceso de diseño y desarrollo de los productos. Nos ayudan a cumplir con los requisitos legislativos y de los clientes. Nos sitúan en una posición competitiva y comercial más fuerte. Son un factor importante para que mantengamos una credibilidad innovadora. Pero, sobre todo, nos ayudan a lograr nuestro objetivo de reducir el impacto medioambiental total de nuestros productos a lo largo de su ciclo de vida. Por estos motivos, SKF trabaja de forma proactiva para integrar este enfoque en el desarrollo de sus productos a todos los niveles.

Con la ayuda de directrices de diseño y herramientas para la evaluación medioambiental, hemos establecido un proceso de desarrollo que nos acompaña desde la determinación del alcance hasta la validación y la entrega. Dentro de este marco, se estudian aspectos esenciales, como el peso, la reciclabilidad, los requisitos legislativos y la biodegradabilidad, entre otros. A partir de este proceso, se pueden definir y, luego, elegir conceptos como reflejo de objetivos medioambientales antes de iniciar el trabajo de optimización del diseño.
SKF logo