Caminos de rodadura en ejes y alojamientos

Para aprovechar al máximo su capacidad de carga, los caminos de rodadura mecanizados en los componentes adyacentes a los rodamientos de rodillos cilíndricos con un solo aro, y para las coronas axiales de rodillos cilíndricos, deben tener una dureza entre 58 y 64 HRC.
La rugosidad superficial debe ser Ra ≤ 0,2 μm o R ≤ 1 μm. Para aplicaciones menos exigentes, se pueden utilizar superficies con una menor dureza y mayor rugosidad.
El error de redondez y la desviación con respecto a la forma cilíndrica no deben superar el 25 y el 50% respectivamente, de la tolerancia del diámetro real del camino de rodadura.
Las variaciones axiales permisibles de los caminos de rodadura para las coronas axiales son las mismas que para el eje y las arandelas de alojamiento de los rodamientos axiales, mostradas en la tabla.
Entre los materiales adecuados para los caminos de rodadura se encuentran los aceros de temple total, por ejemplo 100Cr6 según la normativa ISO 683-17:1999, aceros de cementación, por ejemplo, 20Cr3 o 17MnCr5 según la normativa ISO 683-17:1999 así como aceros de temple por inducción que pueden ser parcialmente templados.
La profundidad de la capa dura recomendada para los caminos de rodadura mecanizados en los componentes adyacentes depende de diversos factores, incluyendo las relaciones de carga dinámica y estática (P/C y P0/C0 respectivamente) así como de la dureza del núcleo, por lo que es difícil generalizar. Por ejemplo, en condiciones de cargas puramente estáticas hasta la magnitud de la capacidad de carga estática básica y con una dureza en el núcleo de 350 HV, la profundidad recomendada para la capa dura es del orden de 0,1 veces el diámetro del elemento rodante. Para las cargas dinámicas se permiten profundidades de capas endurecidas menores. Para obtener información adicional, consulte al departamento de ingeniería de aplicaciones de SKF.
SKF logo