Vida útil y capacidad de carga de los rodamientos

La vida individual de un rodamiento se expresa como la cantidad de revoluciones o la cantidad de horas de funcionamiento que el rodamiento puede soportar a una cierta velocidad antes de que aparezca el primer indicio de fatiga del metal (descascarillado) en el camino de rodadura del aro interior o exterior o en un elemento rodante.
Sin embargo, existen rodamientos aparentemente idénticos que, con funcionamiento bajo idénticas condiciones, tienen vidas diferentes. Por lo tanto, es esencial una definición más clara del término “vida del rodamiento” para calcular su tamaño. Toda la información que presenta SKF con respecto a las capacidades de carga se basa en la vida que alcanza o supera el 90% de un grupo suficientemente representativo de rodamientos aparentemente idénticos.
El valor de vida basado en la definición anterior tiene que satisfacer las expectativas de vida requeridas de la aplicación del rodamiento. En ausencia de una experiencia previa, las valores orientativos con respecto a la vida especificada de diferentes aplicaciones de rodamientos se presentan en las tablas 1 y 2.
Debido a la naturaleza estadística de la vida del rodamiento, debe señalarse que el tiempo registrado hasta que se presenta la falla de un rodamiento montado en una aplicación puede relacionarse con su vida nominal solo si la probabilidad de falla de ese rodamiento en particular puede determinarse en relación con el conjunto general de rodamientos que funcionan bajo condiciones similares. Por ejemplo, si se registra la falla de un rodamiento en una aplicación de ventilador con rodamientos donde hay un total de doscientos rodamientos montados que trabajan bajo condiciones similares, esto representa una probabilidad de falla de solo un 0,5%; por lo tanto, la aplicación instalada tiene una confiabilidad del 99,5%.
Diversas investigaciones realizadas durante varios años con respecto a las fallas de los rodamientos utilizados en distintas aplicaciones han demostrado que, en un conjunto muy grande (de varios millones de rodamientos), las fallas registradas constituyen un caso relativamente raro que no se relaciona directamente con el descascarillado habitual del camino de rodadura. Esto demuestra que las pautas de diseño basadas en una confiabilidad del 90% y el uso de factores de seguridad estáticos y dinámicos pueden contribuir para obtener soluciones de rodamientos resistentes en las que, por lo general, se evitan las fallas habituales debido a la fatiga. De hecho, las fallas de campo registradas se relacionan, en la mayoría de los casos, con el desgaste abrasivo, la humedad, la corrosión, el montaje inadecuado, los ajustes inadecuados del eje o del soporte, el deslizamiento de los elementos rodantes, la contaminación no prevista o la falla de la jaula, del sello o del sistema de lubricación.
SKF logo