Recomendaciones para montaje y desmontaje rápido

Para simplificar el montaje, los extremos del eje y los agujeros del soporte deben tener un chaflán de entrada de entre 10 y 20 grados (fig. 1). Esto es de especial importancia en el caso de aplicaciones con rodamientos más grandes, ya que los aros pueden torcerse y dañar las superficies de contacto.

A fin de facilitar el uso de las herramientas de desmontaje al quitar los rodamientos, puede ser mejor:

  • proporcionar rebajes en el resalte del eje (fig. 2)
  • proporcionar rebajes u orificios roscados en el agujero del soporte (fig. 3)
Para desmontar rodamientos libres de mantenimiento más grandes con un diámetro del agujero d ≥ 80 mm que se ajusta estrechamente al eje, SKF recomienda usar el método de inyección de aceite. Con el método de inyección de aceite, se introduce aceite a alta presión entre el aro interior del rodamiento y su asiento del eje para formar una película de aceite. Esta película de aceite separa las superficies de contacto y reduce mucho la fuerza requerida para el desmontaje del rodamiento; de ese modo, elimina prácticamente todo riesgo de daño al rodamiento o al eje.
Para usar el método de inyección de aceite, es necesario que el eje tenga un conducto de suministro de aceite y que el asiento tenga una ranura de distribución de aceite (fig. 4). Como regla general, la distancia entre la ranura y la cara del rodamiento desde la que se producirá el montaje y el desmontaje debe ser de, aproximadamente, un tercio del ancho del asiento (fig. 4). Las dimensiones recomendadas para los conductos y las ranuras, así como para los orificios roscados para conectar el suministro de aceite, se indican en la tabla 1 y en la tabla 2.
SKF logo