Jaulas

Las jaulas tienen una apreciable influencia en la adecuación de los rodamientos. Sus principales finalidades son
  • mantener a los elementos rodantes a una distancia adecuada entre sí y evitar el contacto directo entre los elementos rodantes cercanos, con el fin de mantener al mínimo la fricción y con ello la generación de calor
  • mantener a los elementos rodantes distribuidos uniformemente alrededor de toda la circunferencia, con el fin de proporcionar una distribución uniforme de la carga y un funcionamiento silencioso y constante
  • guiar a los elementos rodantes en la zona no cargada, con el fin de mejorar las condiciones de rodadura del rodamiento y evitar movimientos deslizantes dañinos
  • si los rodamientos son de diseño desarmable, retener los elementos rodantes tras la retirada de uno de los aros del rodamiento durante su montaje o desmontaje.
Las jaulas están sometidas a tensiones mecánicas por las fuerzas de fricción, de deformación y de inercia, y también pueden estar sometidas los efectos químicos de ciertos lubricantes, de los aditivos de los lubricantes o de los productos originados por el envejecimiento de los mismos, así como de disolventes orgánicos o refrigerantes. Por lo tanto, el diseño y el material son de primordial importancia para el rendimiento de la jaula, así como para la fiabilidad de funcionamiento del propio rodamiento. Por este motivo, SKF ha desarrollado diversos tipos de jaulas y materiales para los diferentes tipos de rodamientos.
En el texto precedente a cada sección de rodamientos se ofrece información relacionada con las jaulas estándar utilizadas para los rodamientos, y también las posibles alternativas. Si se requiere un rodamiento con una jaula no estándar, se recomienda comprobar su disponibilidad antes de realizar el pedido.
En términos generales, las jaulas de los rodamientos SKF se pueden clasificar como embutidas, macizas y con pasadores.

Jaulas embutidas

Normalmente, las jaulas embutidas para los rodamientos SKF están hechas de chapa de acero, con algunas excepciones de chapa de latón (fig 1). Dependiendo del tipo de rodamiento, estas jaulas están diseñadas como
  • jaula embutida de chapa de latón o acero con lengüetas (a)
  • jaula remachada de acero (b)
  • jaula de latón o acero de montaje a presión (c)
  • jaula de tipo ventana de acero de gran resistencia (d).
Las jaulas embutidas ofrecen la ventaja de pesar menos, y ofrecer un mayor espacio en el interior del rodamiento, lo que facilita la entrada del lubricante en el rodamiento.

Jaulas macizas

Las jaulas macizas para los rodamientos SKF están hechas de latón, acero, aleación ligera, polímero o resina fenólica reforzada con tejido (fig 2). Dependiendo del diseño del rodamiento, están diseñadas como:
  • jaula mecanizada y remachada de dos piezas (a)
  • jaula mecanizada de dos piezas con remaches integrales (b)
  • jaula mecanizada enteriza de tipo ventana (c)
  • jaula mecanizada abierta, de doble hilera (d)
  • jaula de polímero moldeada por inyección de tipo ventana (e)
  • jaula de polímero moldeada por inyección, de montaje a presión (f)
  • jaula mecanizada enteriza de resina fenólica reforzada con tejido (g).
Por lo general, las jaulas mecanizadas de metal permiten mayores velocidades, y son necesarias cuando existen movimientos adicionales superpuestos a la rotación pura, especialmente cuando prevalecen condiciones de gran aceleración. Se deben tomar las medidas necesarias (por ejemplo, lubricación con aceite) para suministrar una cantidad adecuada de lubricante a las superficies guía de la jaula y al interior del rodamiento. Las jaulas mecanizadas están centradas (fig 3) en
  • los elementos rodantes (a),
  • el reborde o los rebordes del aro interior (b)
  • el reborde o los rebordes del aro exterior (c)
y por lo tanto están guiadas radialmente.
Las jaulas macizas de polímero se caracterizan por una favorable combinación de resistencia y elasticidad. Las buenas características de deslizamiento del polímero sobre las superficies de acero lubricadas y la lisura de las superficies de la jaula en contacto con los elementos rodantes, producen una baja fricción, que reduce al mínimo la generación de calor y el desgaste del rodamiento. La baja densidad del material reduce la inercia de la jaula. Las excelentes características de funcionamiento de las jaulas de polímero con una lubricación escasa, permiten que el rodamiento funcione durante algún tiempo sin riesgo de agarrotamiento o de otros daños secundarios.

Jaulas con pasadores

Las jaulas de acero con pasadores requieren el uso de rodillos perforados (fig 4), y únicamente se utilizan con rodamientos de rodillos de gran tamaño. Estas jaulas tienen un peso relativamente bajo, y permiten la incorporación de un gran número de rodillos.

Materiales

Puede encontrar información detallada acerca de los materiales usados para las jaulas en la sección Materiales usados para los rodamientos Materiales para las jaulas
SKF logo