Consideraciones para la precarga

Según el tipo de rodamiento, la precarga puede ser radial o axial. Por ejemplo, debido a los diseños de los rodamientos, la precarga solo puede aplicarse radialmente en el caso de los rodamientos de rodillos cilíndricos y solo puede aplicarse axialmente en el caso de los rodamientos axiales de bolas y los rodamientos axiales de rodillos cilíndricos. Los rodamientos de una hilera de bolas con contacto angular y los rodamientos de rodillos cónicos (fig. 1 y fig. 2), que suelen estar sometidos a una precarga axial, generalmente se montan juntos con un segundo rodamiento del mismo tipo y del mismo tamaño, en una disposición espalda con espalda (las líneas de carga divergen) o cara a cara (las líneas de carga convergen). Además, la precarga puede aplicarse axialmente en el caso de los rodamientos rígidos de bolas. En tal caso, los rodamientos deben tener un juego radial interno superior al Normal (por ejemplo, C3) de modo tal que, al igual que con los rodamientos de bolas con contacto angular, se consiga un ángulo de contacto superior a cero.
En el caso de los rodamientos de rodillos cónicos y los rodamientos de bolas con contacto angular, la distancia L entre los centros de presión es superior cuando los rodamientos se disponen espalda con espalda (fig. 3 y fig. 4) que cuando los rodamientos se disponen cara a cara (fig. 5 y fig. 6). Esto significa que los rodamientos que se disponen espalda con espalda pueden soportar momentos de vuelco relativamente mayores, incluso si la distancia entre los centros de los rodamientos es relativamente corta. Las cargas radiales y las deformaciones de los rodamientos ocasionadas por una carga de momento son menores en el caso de los rodamientos dispuestos espalda con espalda que en el caso de los rodamientos dispuestos cara a cara.
Si la temperatura del eje supera la temperatura del soporte durante el funcionamiento, se incrementa la precarga, que se ajustó a temperatura ambiente durante el montaje. El incremento es mayor en el caso de los rodamientos dispuestos cara a cara que en el caso de los rodamientos dispuestos espalda con espalda. Sin embargo, en ambos casos la dilatación térmica del aro interior en la dirección radial conduce a la reducción del juego o al incremento de la precarga. Esta tendencia aumenta a causa de la dilatación térmica de los aros en la dirección axial cuando los rodamientos se encuentran cara a cara, pero disminuye en las disposiciones espalda con espalda.
Consideraciones que se deben tener solamente en el caso de las disposiciones espalda con espalda: según la distancia entre los rodamientos, cuando el coeficiente de dilatación térmica es igual para los rodamientos y los componentes relacionados, la dilatación térmica tanto en la dirección radial como en la dirección axial puede compensar los valores de modo que la precarga permanezca sin cambios.
SKF logo