Bombas de membrana

Las bombas de membrana se usan con frecuencia en sistemas de lubricación por circulación para bombear el aceite de vuelta al depósito cuando la inclinación natural de la línea de retorno es insuficiente.


A diferencia de las bombas de engranajes, también suministran mezclas de aceite y aire. Tienen mejores características de aspiración que las bombas de engranajes.


En estas bombas, la longitud máxima de la línea de aspiración es de 3 m; sin embargo, en los modelos que se emplean para lubricación, la contrapresión está limitada a 0,6 MPa. Funcionan con o sin válvulas para conseguir una dirección de suministro constante cuando cambia la dirección de giro.

SKF logo