Temperaturas de funcionamiento

Tanto las altas como las bajas temperaturas afectan a la obturación. A bajas temperaturas, el labio de obturación pierde su elasticidad y se vuelve duro y frágil. La eficacia de obturación se reduce y la obturación se vuelve más susceptible a los daños mecánicos.
Para las aplicaciones en las que las temperaturas son continuamente elevadas, se deben utilizar labios de materiales especiales para altas temperaturas, por ejemplo PTFE o el material de caucho fluorado SKF Duralife.
La fricción, la velocidad periférica, la viscosidad del medio a obturar, así como la transferencia de calor a través del eje, influyen sobre la temperatura de la obturación y en la temperatura entre el labio y la película de lubricante en la superficie de contacto. Las altas temperaturas suelen causar la descomposición de la película de lubricante, provocando una lubricación insuficiente, una de las causas más habituales de los fallos prematuros de las obturaciones.
La capacidad de obturación estática entre el diámetro exterior de la obturación y el agujero del soporte también puede verse afectada si estos componentes están fabricados en diferentes materiales con coeficientes de expansión y contracción significativamente distintos.
El diagrama 1 muestra las gamas de temperaturas de funcionamiento permitidas de los materiales de los labios de obturación normalmente utilizados por SKF.
SKF logo