Diferenciales de presión

Cuando está sometido a un diferencial de presión, el sello debe resistir la carga radial adicional generada por la presión. Si el sello no está diseñado para resistir la presión, quedará presionado contra el eje, lo que aumentará la carga radial, la temperatura debajo del labio, y la fricción y el desgaste del sello y la superficie de contacto. Esto, a su vez, resultará en la reducción de la vida útil.
La capacidad nominal de los sellos estándares es de no más de 0,07 MPa a 5 m/s (10 psi a 1.000 ft/min), pero SKF ofrece los sellos con perfil de presión CRW5 y CRWA5, que pueden soportar presiones de hasta 0,34 MPa a 5 m/s (50 psi a 1.000 ft/min). En el caso de presiones de 0,34 MPa (50 psi), SKF ofrece una línea de sellos de politetrafluoroetileno (PTFE) por encargo que pueden soportar presiones de más de 3,5 MPa (500 psi).
En el caso de las aplicaciones con diferenciales de presión, los sellos de eje deberán fijarse axialmente desde el lado de baja presión para evitar que se muevan axialmente. Para conseguir esto, se puede instalar el sello en una rectificación (fig. 1) o utilizar un anillo de retención.
SKF logo