Cookies en el sitio web de SKF

Utilizamos cookies para garantizar que le brindamos la mejor experiencia posible en nuestros sitios y aplicaciones web. Si continúa navegando sin cambiar la configuración de su navegador, supondremos que acepta recibir cookies. No obstante, puede cambiar la configuración de cookies de su navegador en cualquier momento.

La Fiabilidad dirigida por operarios evita un daño irreversible en una trituradora de carbón y un ahorro de 41.000 € en reparaciones

El reto

Trituradora de carbón
Una sonada de temperatura defectuosa causó un problema en el motor de un sistema transportador de carbón a 60” que no se detectó a tiempo, resultando en un fallo irreparable del motor. La dirección de la central necesitaba una mejor forma para que los operarios monitorizaran los equipos críticos y facilitaran las órdenes de trabajo.

La solución de SKF

SKF ayudó a la planta a establecer un programa de Fiabilidad dirigida por operarios (ODR, por sus siglas en inglés), utilizando los software de empresa SKF Microlog Inspector, SKF Machine Condition Detector y SKF @ptitude.

Estas herramientas ODR supusieron para los operarios una forma rápida, precisa y consistente de registrar y digitalizar la información, además de aportarles la capacidad de capturar datos sobre vibraciones y temperaturas. La información recopilada fue archivada en una base de datos común para buscar tendencias y condiciones de alarma de monitorización que se reportarían a través de un generador automático de informes de excepción. SKF facilitó e implementó el proceso inicial, ofreciendo para ello tecnologías adecuadas y formando a los operarios de los cinco turnos.

Los resultados

En una semana, los operarios encontraron varios problemas de lubricación en los equipos e iniciaron órdenes de trabajo para tomar medidas correctivas.

Como parte del programa ODR vigente, los operarios detectaron un problema en ciernes en los rodamientos de una de las principales trituradoras de carbón. Se sustituyeron tanto el rodamiento como la obturación por unos 1.370 €, en comparación con el coste estimado en 41.000 € en caso de que no se hubiera detectado el problema y el rodamiento hubiera causado un fallo irreversible.
SKF logo