Cookies en el sitio web de SKF

Utilizamos cookies para garantizar que le brindamos la mejor experiencia posible en nuestros sitios y aplicaciones web. Si continúa navegando sin cambiar la configuración de su navegador, supondremos que acepta recibir cookies. No obstante, puede cambiar la configuración de cookies de su navegador en cualquier momento.

Informe "Desarrollar el futuro" (Power the Future): La consumerización de la TI aplicada a la fabricación

2015 febrero 04, 08:55 CEST

Los dispositivos inteligentes representan el éxito del consumidor. Su portabilidad y su poder también están ayudando a dotar de inteligencia al sector de la fabricación, y esto es solo el comienzo, explica Christoffer Malm, Jefe de la Connectivity Room de SKF

Los dispositivos inteligentes como iPhones y tabletas han creado una revolución entre los consumidores. Al parecer, no existe un hogar en el que no haya alguno. Los teléfonos inteligentes hacen las veces de reproductores estereofónicos personales y navegadores satelitales, mientras que las tabletas se utilizan como consolas de juegos y pantallas de películas portátiles. También en las empresas, las tabletas ganan cada vez más preferencia frente a las computadoras portátiles, especialmente para mejorar la participación durante el proceso de ventas.

Ahora se están extendiendo a los sectores de la ingeniería y la fabricación, incluida la propia fábrica. Los fabricantes están aprovechando la conectividad, portabilidad y potencia de procesamiento de los dispositivos inteligentes para dotar de inteligencia al mundo de la ingeniería y crear su propia revolución.

SKF, por supuesto, está a la vanguardia en este campo. Hemos desarrollado una infraestructura que permitirá a los usuarios de la industria, ya sean administrativos u operarios, integrar los dispositivos inteligentes en su trabajo. Ya sea para mantenimiento portátil, instrucción personal o simplemente para dejar de utilizar papel, los dispositivos inteligentes ayudan a las empresas manufactureras a aumentar su productividad.

Los beneficios potenciales son enormes. Por ejemplo, con la incorporación de tabletas entre el personal de ingeniería, hemos visto aumentos de productividad del 12%. Con las tabletas, pueden realizar su trabajo de un modo más eficiente, acceden a más información y la utilizan adecuadamente.

Casos prácticos

La tienda de aplicaciones de Apple ya ofrece más de 30 aplicaciones desarrolladas por SKF. Todas han sido canalizadas a través del equipo de investigación de innovaciones digitales de la empresa, conocido como la Connectivity Room. Aquí, nuestros ingenieros condensan sus conocimientos y experiencia en forma de aplicaciones, que pueden ayudar tanto a nuestros empleados como a muchos de nuestros clientes. Todas estas aplicaciones toman nuestros conocimientos y los traducen en software, con potentes algoritmos de TI y análisis que procesan los datos. Los dispositivos inteligentes son la ventana que permite acceder a este conocimiento subyacente.

Tenemos, por ejemplo, un importante cliente en los EE. UU. que repara grandes equipos industriales que, a menudo, incluyen muchos miles de componentes. Por ley, cada etapa del proceso debe estar documentada. Hasta nuestros días, esto se venía haciendo con lápiz y papel, y en el caso de que el cliente tuviera quejas, esto generaba mucha documentación escrita. Ahora, hemos desarrollado un sistema de recolección de datos al que se accede a través de una aplicación para teléfonos o tabletas. Gracias a este sistema, el enorme archivo en papel puede sustituirse por una base de datos a la que el cliente puede acceder al instante y comprender perfectamente.

Al utilizar el nuevo sistema, la información sobre los componentes todavía se debe ingresar manualmente porque estos corresponden a diferentes proveedores. Mientras que algunos componentes tendrán un ID único, muchos otros no lo tendrán. Aún es muy pronto para este tipo de sistemas. En el futuro, para aplicaciones apropiadas, las piezas tendrán códigos de barras o podrán transmitir una señal única, y eliminarán completamente la necesidad de ingresar datos manualmente. Al registrar la posición del técnico en la planta, la naturaleza de un procedimiento de mantenimiento particular y el momento en que se lleva a cabo, el dispositivo inteligente puede crear automáticamente un historial de registro para cada pieza.

También hemos desarrollado una serie de aplicaciones que convierten a los teléfonos y las tabletas en instrumentos de medición. Estas aplicaciones se están sometiendo a pruebas en una de nuestras fábricas de Gotemburgo, para ayudarnos a realizar el mantenimiento lo más rápidamente posible. Gracias a un sistema de posicionamiento interno (una especie de GPS local de la fábrica), la aplicación indica la posición del personal de mantenimiento en la fábrica. Cuando una máquina presenta una falla, se envía una alarma preferentemente a la persona que se encuentra más cerca y, de esta manera, se asegura la respuesta más rápida posible.

Otras aplicaciones guían al personal de mantenimiento a través de los procedimientos de monitoreo. Los sensores se suelen conectar a dispositivos inteligentes, lo que los convierte en dispositivos de medición de vibraciones, temperatura y otras mediciones críticas. Nuestros ingenieros lo han mejorado aún más, añadiendo una aplicación que indica al operario el lugar donde debe colocar el sensor para obtener la mejor lectura y los mejores resultados.

De manera similar, un sistema denominado AliSensor ShaftLaser agiliza el proceso de alineación. Según la manera tradicional, para realizar una alineación, por ejemplo, de un motor eléctrico con una bomba o un ventilador, un técnico tendría que llevar consigo gran cantidad de equipos pesados. Ahora, gracias a los dispositivos inteligentes y a la miniaturización de la tecnología de sensores, los equipos pesan mucho menos. A través del soporte guiado, la visualización y las instrucciones que ofrece la aplicación, la capacitación se reduce notablemente y el usuario comprende mucho mejor lo que debe hacer y el momento en que lo debe hacer. 

El sistema AliSensor ShaftLaser no fue desarrollado por SKF, sino por GLOi, una empresa sueca especializada en tecnología de alineación que fue adquirida estratégicamente por SKF en septiembre de 2014. GLOi desarrolló la solución integrada de la alineación de ejes, basada en la plataforma operativa iOS para iPads y iPhones. La adquisición fue parte de la estrategia empresarial de SKF e ilustra el compromiso de la empresa en este campo y en este tipo de tecnología.

Las ventajas de la movilidad

Hemos invertido más de un año en el desarrollo de una herramienta móvil de soporte para el operario (Mobile Operator Support Tool, MOST), que visualiza la línea de producción de la fábrica y conecta los datos de las máquinas en tiempo real. MOST transformará la manera en que los operarios interactúan con la maquinaria, ya que les aportará la información adecuada, en el momento adecuado y en el lugar adecuado, a través de un dispositivo móvil personalizado, como una tableta o un teléfono inteligente.

Ofrecer esta gran cantidad de información exactamente en el momento en que es necesario tendrá múltiples beneficios. Los operarios estarán facultados para mejorar el rendimiento de la fabricación, y para diagnosticar y tomar decisiones en el mismo lugar del problema. Estarán al tanto instantáneamente de los datos del proceso de fabricación en tiempo real, como el consumo de energía y la variabilidad del producto, y podrán ejecutar las acciones necesarias.

En general, MOST ayudará a los operarios a superar muchos de sus problemas cotidianos, lo que se traducirá en una mayor autonomía y mayor satisfacción con el trabajo.

El objetivo último de MOST es lograr que se haga lo correcto de la forma más fácil posible. Además de ofrecer datos del proceso directamente a los operarios, incluirá varias instrucciones, como el modo de reprogramar máquinas y equipos, los procedimientos para realizar el mantenimiento preventivo y mucho más. Ahora, todo esto estará al alcance de la mano del operario, en lugar de en un manual, en algún lugar.

Incluso si otro empleado tiene la información, se podrá acceder a ella rápidamente: una característica de MOST es una herramienta de comunicación que permite a los operarios, jefes y directores enviarse mensajes entre sí para resolver los problemas. Esta característica ha demostrado ser extremadamente eficaz durante los ensayos en la fábrica de Gotemburgo.

Desde una perspectiva puramente empresarial, ofrecer esta conectividad a través de los teléfonos inteligentes y las tabletas ahorrará una gran cantidad de tiempo: ya hemos implementado más de 3500 tabletas entre nuestros empleados y clientes: como consecuencia directa de su uso, cada usuario ha ahorrado alrededor del 12% de su tiempo por semana.

Uno de los enormes beneficios de los dispositivos inteligentes es su capacidad para simplificar los datos al visualizarlos claramente. Además de ayudar a comprender de manera instantánea grandes conjuntos de datos, podrían utilizarse para dar instrucciones sencillas que guíen a los operarios a través de un proceso determinado. Esto ya se ha implementado en una serie de aplicaciones de SKF (por ejemplo, AliSensor ShaftLaser para la alineación de ejes).

MOST también puede identificar la presencia de personas en la fábrica. En nuestra fábrica de Gotemburgo, el departamento de tratamiento térmico ocupa 8500 m2, y su personal de mantenimiento son solo un puñado de personas. Además de localizar al operario que esté más cerca de una máquina en especial para ayudar a la productividad, el dispositivo inteligente puede actuar como una alarma de seguridad. Si una alerta de “¿dónde se encuentra?” no recibe respuesta, se puede rastrear rápidamente a los operarios, por ejemplo, en el caso de que hubiera sufrido un desmayo.

¿Todo va sobre ruedas? 

Las ventajas de utilizar dispositivos inteligentes en ingeniería son evidentes, pero se recomienda tener prudencia. Como con cualquier tipo de tecnología nueva, existen obstáculos que se deben superar para que sea totalmente aceptada. De hecho, hay que resolver algunas cuestiones y cambiar mentalidades.

Entre estos dispositivos fluye una gran cantidad de datos, y esto depende de conexiones WiFi o 3G. Pero esta conectividad adicional plantea enormes preocupaciones en términos de seguridad. Añadir más servicios en la nube fuera del firewall presenta un potencial punto débil, y las empresas tienen mucho interés en asegurar que sus datos internos no se vean comprometidos.

A estos servicios se podrá acceder de muchas maneras, como http, https o a través de nuevas normas. La protección con contraseña será fundamental, pero para que estos servicios se puedan utilizar debe haber un equilibrio entre la seguridad estricta y el fácil acceso. Si se construye una fortaleza, nadie la usará; si la protección es una única contraseña, los datos podrían estar en riesgo. El resultado final será un cuidadoso equilibrio entre los dos extremos.

Independientemente del tipo de tecnología que se introduce en una empresa o se ofrece a los clientes, esta no puede por sí sola cambiar el modo de trabajar ni aportar mejoras en un determinado escenario de usuario. Para que tenga éxito, siempre es necesario que la nueva tecnología esté en armonía con las personas y los procesos. Para que sea realmente eficaz, agregue valor y provoque un rediseño del modo de trabajar o de un proceso específico, se requiere una visión del papel que desempeñan los dispositivos inteligentes. La integración y la visualización de la información en esos dispositivos se convierten entonces en la verdadera innovación. Esto es algo que requiere una gran cantidad de ideas, mucha perseverancia y mucha motivación.

También se debe tener en cuenta a las personas que realizan el proceso y que, por consiguiente, posiblemente utilicen el dispositivo inteligente. ¿Cómo los afecta la tecnología inteligente? ¿Cómo cambia su rutina y sus actividades generales? ¿Cuál es su nivel de experiencia en el uso de dispositivos inteligentes? Este es el tipo de preguntas que se debe tener en cuenta para facilitar la adopción de cualquier nueva tecnología y anticiparse a cualquier posible resistencia, para poder abordarla de manera proactiva. En algunos casos, estos temas tendrán que abordarse a un nivel mucho más alto dentro de una organización, como su cultura y sus valores. La actitud general frente a la tecnología a nivel corporativo también tendrá un impacto significativo en el modo en que se utiliza la tecnología y, en última instancia, en el beneficio que pueda aportar.

¿Exceso de información?

La clave para los sistemas como MOST es lograr la comprensión de los datos. Una cosa es generar información; otra cosa es gestionarla. Para poder aprovechar al máximo este enorme nuevo conjunto de datos, hay que filtrarlos y presentarlos claramente. Contaremos con hardware, dispositivos inteligentes, aplicaciones para reunir y recopilar información, y tableros de mando, todo de primer nivel, pero gran parte de la atención estará dirigida a mantener y garantizar la calidad de los datos y a lograr que puedan comprenderse fácilmente.

Necesitamos simplificar la visualización de los datos, para poder comprender al instante la información compleja y actuar en consecuencia, con nuestros técnicos y el personal de mantenimiento. Tiene que ser una interfaz sencilla con un potente análisis de datos.

Poder gestionar este exceso de datos será fundamental. En un plazo de tres años, tendremos que adoptar la gestión de punto de acceso inalámbrico, como se denomina en el sector de TI, mediante la creación de una interfaz que permita integrar todas las secuencias de datos diferentes.

El objetivo es simple: presentar la información necesaria, de manera clara y en tiempo real, para que los destinatarios de dichos datos puedan actuar rápidamente.

En SKF, ya hemos hecho algunos progresos en nuestro camino hacia la movilidad. Con la gran rapidez con la que evoluciona la tecnología, es indudable que en un futuro no muy lejano las cosas habrán cambiado aún más.

Los dispositivos inteligentes serán cada vez más la ventana a través de la cual se podrá acceder a la información. Hoy en día, esto se hace con los modelos portátiles comerciales como iPhones y iPads, mejorados con fundas resistentes para hacerlos compatibles con la norma IP68. En el futuro, se tratará de dispositivos totalmente adaptados, más delgados, robustos y con nuevas características incorporadas.

El éxito de los dispositivos inteligentes ya ha quedado demostrado en el exigente mercado del consumidor. Imaginemos cuál sería nuestra realidad en términos de productividad si el sector de la fabricación adoptase la tecnología con el mismo entusiasmo.

SKF logo