Cookies en el sitio web de SKF

Utilizamos cookies para garantizar que le brindamos la mejor experiencia posible en nuestros sitios y aplicaciones web. Si continúa navegando sin cambiar la configuración de su navegador, supondremos que acepta recibir cookies. No obstante, puede cambiar la configuración de cookies de su navegador en cualquier momento.

El poder del conocimiento industrial en acción

2015 febrero 04, 08:41 CEST

Para desarrollar el futuro, las empresas deben lograr que la innovación tecnológica sea una parte integral de su éxito en los negocios, explica el Dr. Alejandro Sanz, Director del área de Inteligencia Tecnológica de SKF


Mantener el liderazgo industrial después de más de un siglo de trabajo es un grato desafío para SKF. Incluir la ingeniería del conocimiento en los productos y servicios requiere una continua renovación de sus propias capacidades, así como el desafío personal de ir siempre un paso más allá que la competencia. La pregunta es: ¿cómo generar, entregar y adquirir valor en función de las oportunidades que ofrecen los nuevos desarrollos de la tecnología?


Nuestro objetivo como empresa es obtener nuevos conocimientos y propuestas de valor innovadoras para generar mejoras esenciales en términos de confiabilidad y productividad para todos nuestros clientes. Para desarrollar nuevos servicios, soluciones y sistemas avanzados, el ciclo de innovación debe ser constante y repetirse una y otra vez. Esto puede ser una tarea difícil, pero que puede integrarse en los procesos existentes para crear beneficios empresariales reales y sostenibles, como esperamos demostrarlo a través de nuestras experiencias en SKF.


El enfoque de afuera hacia adentro

La política de innovación y gestión que implemente una empresa debería estar determinada por varios factores. Estos incluyen las evaluaciones sobre la eficacia económica de las inversiones en tecnología, las actitudes internas frente a la innovación, los marcos legales y la elección del momento oportuno y el futuro papel de la tecnología en el rendimiento industrial. Necesariamente, estos análisis se basan en cierta medida en estimaciones acerca del comportamiento futuro, lo que da lugar a incertidumbre y un nivel de riesgo asociado.


En SKF, hemos desarrollado el Análisis Estratégico de la Innovación (Strategic Innovation Analysis, SIA), que anticipa las nuevas tendencias del mercado o de los servicios, así como las expectativas del mercado, para asegurar que la empresa ofrece valor de manera constante. Hemos reconocido que es imposible tomar decisiones estratégicas en materia de innovación sin una comprensión profunda de la relación que existe entre la configuración interna de la empresa (en lo que respecta a innovación, mercados, actitudes gerenciales, recursos tecnológicos y humanos, estructura de capital, etc.) y el espacio de oportunidades creado en el mercado, o impuesto por este. [1]

La empresa se debe anticipar a las tendencias y expectativas del mercado, y debe asimilarlas e integrarlas. El contexto externo de fuerzas que una empresa tiene que entender incluye las necesidades del mercado, los marcos legales y económicos, la evaluación de la competencia, las oportunidades tecnológicas y las nuevas oportunidades de negocio.


Tomando el clásico enfoque de afuera hacia adentro, SKF ha desarrollado unidades de negocio profesionales de inteligencia tecnológica y capital intelectual para monitorear las tendencias de la tecnología, el posicionamiento de los clientes, la competencia y los mercados, así como para detectar de manera sistemática nuevos socios u objetivos para fusiones y adquisiciones.


Los emprendedores y las nuevas empresas son responsables de algunas de las tecnologías más innovadoras y disruptivas, así como de las propuestas de valor. Podemos citar al Profesor Nonaka [2], quien afirmó: “La creatividad responde al pensamiento divergente; la innovación, al pensamiento convergente”.


Si seguimos esta línea de pensamiento, podemos argumentar que las grandes empresas consolidadas, que tienen participación directa con emprendedores y nuevas empresas, se enriquecen gracias a los enfoques novedosos y poco ortodoxos sobre negocios y tecnología. Este concepto es el que ha adoptado SKF. Descubrimos que en las discusiones entre nuestros experimentados líderes empresariales y las empresas más nuevas y pequeñas, logramos combinar lo mejor de ambos mundos, para cambiar las estructuras del mercado.


Este tipo de emprendimiento implica seguir enfoques no tradicionales para la estrategia de negocio, con la finalidad de crear un valor significativo para los clientes y el mercado. Con el enfoque de SKF, se evalúan, valoran y comparan un promedio de 70 nuevas empresas al mes. Nuestro equipo directivo recibe actualizaciones específicas no solo de las principales áreas de interés, sino también sobre enfoques creativos intangibles. Esto ayuda a identificar nuevos conceptos avanzados de negocio que, al combinarse con las promesas de nuestra propia marca, podrían dar lugar a nuevas ofertas muy diferentes.



Imagen

Este tipo de enfoque de afuera hacia adentro comienza con la oportunidad a largo plazo en mente, con la creación de un nuevo espacio competitivo. El enfoque de afuera hacia adentro requiere una visión integral de las tendencias y necesidades emergentes, lo que favorece una entrega sistemática de una cartera de oportunidades concretas para el crecimiento del negocio. [2]


El enfoque de adentro hacia afuera

En comparación, el enfoque de adentro hacia afuera para la innovación implica varios niveles de análisis, creatividad y colaboración. No obstante, el tema común que se encuentra en el centro de este enfoque es pensar globalmente, pero actuar a nivel local.


La gestión del estilo de innovación de una empresa proviene de las actitudes de sus empleados frente a la innovación. Una aceptación profundamente arraigada y el fomento de la innovación resultan vitales para que progrese dicha cultura dentro de una organización. En SKF, por ejemplo, nuestro enfoque siempre ha estado orientado a la invención y la solución de problemas, desde el primer día. Prueba de ello es nuestro desarrollo del rodamiento a rótula para solucionar el problema de los ejes curvados, lo que a su vez fortaleció el mercado global para la tecnología de rodamientos. Para nosotros, el conocimiento industrial no es solo un lema, es un reconocimiento del mercado a una continua serie de mejoras que hemos desarrollado desde que nuestro fundador, Sven Wingqvist, diseñó su primera invención comercial. [3]


A través de los años, las incesantes inversiones sostenibles en investigación y desarrollo han sido decisivas para el crecimiento de SKF como empresa y como marca. La creación de nuestro Centro de Ingeniería e Investigación (Engineering and Research Center, ERC) en Nieuwegein, Países Bajos, fue sumamente importante no solo para nosotros, sino para el mundo de la ingeniería en general, ya que ha inspirado el desarrollo de tecnologías disruptivas, como las unidades de rodamientos para cubos, y la creación de la teoría de la vida útil del rodamiento, que ha sido adoptada por toda la industria, en todo el mundo. Para SKF, el espíritu impulsor de nuestra primera innovación, que es utilizar la invención y el conocimiento para resolver un problema específico, aún está en el centro de nuestro negocio. 


Otro aspecto importante del análisis interno es la detección y el examen detallado del potencial interno, en términos de tecnología y recursos. Es importante permitir una cierta flexibilidad en el proceso, para despejar el camino internamente ante cualquier posibilidad que pudiera surgir. Si tomamos a SKF como ejemplo, la innovación es uno de los pilares estratégicos para el futuro crecimiento de todo el negocio. Cada una de nuestras áreas de negocio tiene un desafío asignado: crear ofertas completamente nuevas y vanguardistas para demostrar el liderazgo basado en el valor futuro. Para alcanzar los objetivos de crecimiento que exige nuestra estrategia de negocios, es necesario identificar e integrar los recursos internos, y apoyar al mismo tiempo las iniciativas de manera visible desde la gerencia. 


Como parte de este enfoque de adentro hacia afuera, lanzamos varias actividades con el objetivo de superar el hecho de que en las grandes organizaciones, las personas talentosas pueden estar ubicadas en cualquier parte y en todas partes; sin embargo, a menudo no están conectadas entre sí y suelen carecer de la red adecuada para apoyar esta interrelación. Nuestra metodología se basa en un proceso creativo en el que los empleados, sin importar el lugar del mundo donde se encuentren, pueden presentar y desarrollar ideas creativas en propuestas de negocio sólidas. Pueden hacerlo utilizando una herramienta de comunicación interna en línea o participando en talleres específicos. Para aportar algún tipo de estructura al proceso creativo a través de SKF, nuestras diferentes unidades de negocio dictan metas o parámetros estratégicos específicos.


Todas las ideas que se presentan son validadas siguiendo la metodología denominada Real-Worth-Win (¿es una oportunidad real? ¿generará ganancias? ¿vale la pena?) creada por la Harvard Business School [4]. Se hace una preselección, que se presenta a una junta de evaluación final, compuesta por directores de las unidades de negocio, así como por empleados de desarrollo y fabricación de productos. Dicha junta utiliza la misma metodología para reducir el número de preseleccionados. Todas las ideas seleccionadas por la junta de evaluación obtienen el visto bueno para la formación de un equipo especializado y desarrollo adicional en un programa de formación especializado. Se encarga al titular de la idea que forme un equipo interfuncional para asistir a este programa. Para evitar el desaliento, también es importante dedicar comentarios a las ideas que no superan la selección.


El programa de formación consta de dos semanas de actividad intensa e incluye la participación de figuras relevantes a nivel de gestión. La primera tarea de este equipo es desarrollar una visión del mercado. Esto incluye un análisis de oportunidad/conveniencia seguido de la identificación de las principales opciones estratégicas. La segunda fase del programa de formación se ocupa del momento oportuno y la calificación empresarial, así como de la preparación de un discurso de gestión a un nivel divisional. Esta iniciativa ha tenido éxito para captar valiosas ideas de diferentes países e integrar equipos complementarios e internacionales en proyectos destacados y con valor real.


Una última parte de nuestra filosofía de “pensar globalmente y actuar a nivel local” ha sido ampliar físicamente la presencia global de SKF. Creamos organizaciones que se concentran específicamente en la innovación, las disciplinas emergentes y las prácticas de ingeniería. Estas organizaciones incluyen: Desarrollo Tecnológico del Grupo (Group Technology Development, GTD), Centros de Desarrollo Avanzado (Advanced Development Centers, ADC) y Laboratorios Globales (Global Laboratories, GL). Nuestros Centros Técnicos Mundiales (Global Technical Centers, GTC) nos aportan una sólida presencia tecnológica en zonas geográficas fundamentales. Sus actividades incluyen la investigación y el desarrollo, laboratorio piloto, prototipos, demostraciones a gran escala, integración de plataformas y especialización local.


La receta y las reglas para una innovación exitosa

Según nuestra experiencia, es fundamental contar con un proceso riguroso, pero a la vez flexible e interactivo, para fomentar la creatividad y la innovación.


En la figura 2, se representa el modo en que los diferentes elementos de la innovación encajan como engranajes de una máquina. Durante el desarrollo de proyectos de tecnología a medio-largo plazo, es importante no perder el contacto con las expectativas del mercado y su evolución, en especial porque, a menudo, se pueden descubrir nuevas oportunidades a medida que se desarrolla ese tipo de proyecto.


El futuro posicionamiento de la empresa se concreta mediante la coordinación de dos tipos de gestión de la innovación: Gestión Estratégica de la Innovación (Strategic Innovation Management, SIM) y Gestión Continua de la Innovación (Continuous Innovation Management, CIM).


La CIM integra soluciones de conocimiento propias de SKF en herramientas, sistemas y servicios; la SIM utiliza fuentes de cartera (I+D, alianzas, emprendimientos conjuntos, asociaciones) para garantizar una renovación constante de la propuesta de valor de la solución que se está desarrollando. Los dos enfoques integran las capacidades y los conocimientos de diferentes dominios para desarrollar soluciones exitosas. Medimos nuestros resultados comparándolos con las expectativas del mercado y de los clientes.


Algo fundamental que hemos aprendido es que los líderes en innovación desafían lo establecido para explorar nuevas áreas. Los esfuerzos de innovación y creatividad deben ser continuos y seguir una disciplina, para llevar los beneficios de las ideas a los mercados de una manera constante. No obstante, el verdadero éxito llega como resultado de tener presentes los objetivos y limitaciones de los demás, y de integrarlos con los propios con un único propósito en mente: desarrollar el futuro.


Imagen

EJEMPLOS DE APLICACIÓN

El más alto nivel de valor se logra cuando SKF crea valor trabajando de manera conjunta directamente con los clientes en los proyectos más exigentes. Hemos descubierto que el gran nivel de conocimiento industrial complementa los nuevos campos emergentes de la ingeniería y los servicios afines, con lo que, a menudo, se logran algunos de los resultados más destacados. Los siguientes ejemplos muestran el modo en que SKF ha sido capaz de ampliar el horizonte de lo posible, a través de la colaboración con sus clientes.


Confiabilidad en cualquier lugar y condición

La operación y el mantenimiento constituyen una parte significativa del costo de funcionamiento de una turbina eólica, hasta un 40% del precio de adquisición durante la vida útil de una máquina. Las reparaciones individuales también son potencialmente muy costosas. Por esta razón, los fabricantes de turbinas y proveedores de servicios de mantenimiento tienen mucho interés en adoptar cualquier tecnología que ayude a reducir el mantenimiento y las paradas.


Se ha comprobado que el tratamiento con oxidación negra mejora la confiabilidad de los rodamientos en una turbina eólica [5]. Este proceso de tratamiento superficial ofrece un mejor rendimiento a un costo razonable, y fue identificado como la solución óptima para mejorar la confiabilidad de funcionamiento. El óxido negro protege de las reacciones triboquímicas, reduce la penetración de hidrógeno y aumenta la resistencia frente a los daños por humedad, como la corrosión que se produce durante las paradas prolongadas. Además, se ha comprobado que los rodamientos con superficies de acero con acabado de óxido negro tienen un rango más amplio de condiciones seguras de funcionamiento que los rodamientos con superficies de acero sin recubrimiento.


Las turbinas funcionan en entornos agresivos, por lo que el sellado es otro elemento clave para mejorar su confiabilidad. Los sellos exclusores de caucho pueden desgastarse rápidamente, ya que no pueden resistir las superficies ásperas de contacto ni las condiciones de lubricación limitada, habituales en los ejes principales de las turbinas. Si fallan, los rodamientos del eje principal quedan más expuestos a los contaminantes que pueden provocar fallas del equipo, paradas no planificadas y mayores costos de kW por hora. En muchos casos, sustituir los sellos exclusores de caucho en lo alto de las torres es muy difícil o prácticamente imposible.


El sello axial exclusor HRC1 está diseñado para superar estos desafíos. Este sello está fabricado de un H-ECOPUR especial, un material de poliuretano desarrollado por SKF, que presenta excelente resistencia a la abrasión y las rasgaduras. El resultado es un sello axial exclusor que ofrece una vida útil mucho más prolongada y protección contra los contaminantes. Esto se traduce en mayor confiabilidad de la turbina eólica y menor costo de mantenimiento.


En estrecha colaboración con un importante fabricante de turbinas eólicas, SKF sometió el sello axial exclusor HRC1 a una extensa prueba de campo. Tras instalar el sello en 40 turbinas diferentes de 2,5 MW, se lo hizo funcionar continuamente en condiciones reales. Esta prueba de campo ayudó a confirmar que el sello axial exclusor ofrece una vida útil mucho más prolongada en comparación con los sellos exclusores de caucho convencionales.


Mantener a la industria ferroviaria en el buen camino

Con el cambio de siglo, las crecientes demandas a las que deben hacer frente las empresas chinas de transporte han proporcionado grandes oportunidades e interesantes desafíos. El tren de ultraalta velocidad de China, que con sus 380 km/h es el tren más rápido del mundo, es uno de esos desafíos. Los fabricantes del tren pidieron a SKF explorar la posibilidad de ampliar el intervalo de servicio del rodamiento de 800.000 km a 1.300.000 km. La respuesta de SKF fue la nueva solución de rodamientos CRU 130X240, que alcanzó una temperatura estable durante todo el kilometraje de prueba de 1.300.000 km, a velocidades de hasta 420 km/h.


Para la próxima generación de trenes de pasajeros, con velocidades de 160 a 250 km/h, SKF ha desarrollado una nueva unidad de rodamientos de rodillos cónicos (TBU). La nueva unidad aumenta la vida útil del rodamiento hasta en un 40% en comparación con las soluciones existentes. Además, las pruebas de laboratorio indican una disminución del momento de fricción del 30%, mientras que el tratamiento térmico patentado “SKF Xbite” mejora la resistencia general y el rendimiento del rodamiento. Esta unidad de rodamientos de nueva generación ayuda a los fabricantes de equipos originales y usuarios finales a aumentar la seguridad y maximizar los beneficios.


Desarrollada directamente en respuesta a la demanda del cliente, y con su colaboración, la unidad de rodamientos cónicos compactos (CTBU) de SKF tiene una capacidad de carga axial de hasta 45 toneladas métricas. Esto significa que los operadores pueden aumentar la rentabilidad al transportar más producto con un tren de igual longitud y configuración. Esta CTBU de SKF es la única unidad de rodamientos del mercado para transporte de cargas pesadas diseñada para soportar una carga axial operativa de hasta 45 toneladas. Esto representa un aumento de la capacidad de transporte de las actuales 35,5 toneladas de carga axial, tanto para las nuevas flotas de vagones como para las que ya se estaban utilizando.



SKF logo