Cookies en el sitio web de SKF

Utilizamos cookies para garantizar que le brindamos la mejor experiencia posible en nuestros sitios y aplicaciones web. Si continúa navegando sin cambiar la configuración de su navegador, supondremos que acepta recibir cookies. No obstante, puede cambiar la configuración de cookies de su navegador en cualquier momento.

Selección del tipo de obturación

Las obturaciones para las disposiciones de rodamientos deben producir una fricción y un desgaste mínimos, ofreciendo la máxima protección incluso bajo las condiciones más severas. Debido a que el rendimiento y la vida del rodamiento están estrechamente ligados a la eficacia de la obturación, la influencia de los contaminantes sobre la vida del rodamiento es clave a la hora de diseñar una obturación. Para más información sobre la influencia de la contaminación en el rendimiento de los rodamientos, consulte la sección Selección del tamaño del rodamiento.
A la hora de seleccionar la obturación más adecuada para una disposición de rodamientos en particular, se deben considerar muchos factores, como
  • el tipo de lubricante: aceite o grasa
  • la velocidad periférica (circunferencial) en la superficie de obturación
  • la disposición del eje: horizontal o vertical
  • la posible desalineación del eje
  • el espacio disponible
  • la fricción de la obturación y el aumento de temperatura correspondiente
  • las influencias ambientales
  • las razones económicas.
Seleccionar la obturación adecuada es de vital importancia para que el rodamiento pueda funcionar correctamente. Por consiguiente, se deben especificar los requisitos de obturación, y se deben definir las condiciones externas con la mayor precisión posible.
Para más información sobre las obturaciones, consulte el catálogo Obturaciones de ejes industriales y el sitio web SKF Sealing Solutions (Soluciones de Obturación SKF).
Si se tiene poca o ninguna experiencia acerca de una aplicación determinada, SKF, que también es uno de los principales fabricantes mundiales de obturaciones, puede ayudarle en el proceso de selección o en la presentación de propuestas adecuadas de obturación.
Normalmente se usan dos tipos de obturaciones externas con los rodamientos: las obturaciones no rozantes y las rozantes. El tipo seleccionado depende de las necesidades de la aplicación.

Obturaciones no rozantes

La eficacia de las obturaciones no rozantes externas depende en principio, de la eficacia de obturación de los intersticios entre los componentes giratorios y estacionarios. Estos intersticios pueden ser radiales, axiales o combinados (fig. 1). Estas obturaciones pueden ser tan sencillas como una obturación de intersticio, o más complejas como una obturación laberíntica. En cualquiera de los casos, y debido a que no existe contacto, estas obturaciones no tienen prácticamente ninguna fricción ni desgaste. Por lo general, no son fácilmente dañadas por los contaminantes sólidos y son particularmente adecuadas para altas velocidades y elevadas temperaturas. Se puede incrementar su eficacia de obturación introduciendo grasa a presión en los intersticios formados por el laberinto.

Obturaciones rozantes

La eficacia de las obturaciones rozantes depende de que su labio de obturación, relativamente estrecho, ejerza una presión mínima sobre su superficie de contacto. Esta presión (fig. 2) puede ser producida por
  • la deformación elástica del material de la obturación (a)
  • la interferencia entre la obturación y su superficie de contacto (b)
  • una fuerza tangencial ejercida por un muelle toroidal incorporado a la obturación (c).
Las obturaciones rozantes proporcionan por lo general una obturación muy fiable, particularmente si su desgaste se reduce al mínimo con una superficie de obturación adecuada y mediante la lubricación del labio de obturación/contacto. El rozamiento entre la obturación y la superficie de contacto y el aumento de temperatura que esto genera suponen una desventaja y por tanto, este tipo de obturación sólo resulta útil hasta ciertas velocidades periféricas, dependiendo principalmente del tipo de obturación y de la rugosidad de la superficie de contacto. Pueden también sufrir daños mecánicos como resultado de un montaje incorrecto o por la presencia de contaminantes sólidos. Para evitar que los contaminantes dañen las obturaciones rozantes, se suele colocar una obturación no rozante delante de la rozante para proteger esta última.
SKF logo