Cookies en el sitio web de SKF

Utilizamos cookies para garantizar que le brindamos la mejor experiencia posible en nuestros sitios y aplicaciones web. Si continúa navegando sin cambiar la configuración de su navegador, supondremos que acepta recibir cookies. No obstante, puede cambiar la configuración de cookies de su navegador en cualquier momento.

Ajuste individual

En el ajuste individual, cada uno de los sistemas de rodamientos se ajusta por separado usando tuercas, chapas calibradas, maguitos distanciadores, manguitos deformables, etc. Los procedimientos de medición y de inspección aseguran la obtención de la precarga nominal establecida con la mínima desviación posible. Hay diferentes métodos para obtener la precarga requerida:
  • método de desplazamiento axial;
  • método de momento de fricción;
  • método de fuerza directa.
El método utilizado depende, entre otros factores, del diseño de la aplicación y de la cantidad de rodamientos que se montarán. El ajuste individual permite compensar una cantidad suficiente de acumulación de tolerancias, de modo que si los componentes individuales se fabrican en función de tolerancias Normales, se puede conseguir la precarga deseada con un grado de precisión relativamente alto.

Método de desplazamiento axial

El método de desplazamiento axial se basa en la relación que existe entre la fuerza de precarga y las deformaciones elásticas dentro del sistema de rodamientos. La precarga requerida se puede determinar mediante un diagrama de fuerza de precarga/desplazamiento axial (diagrama 1).
Este método de ajuste se emplea frecuentemente cuando los componentes de un sistema de rodamientos vienen previamente ensamblados. Para calcular la precarga requerida, que se expresa como un valor lineal, se debe medir el desplazamiento axial total (juego longitudinal) del eje en relación con una superficie fija. Para ello, generalmente, se usa un indicador de dial.
Luego, se pueden usar chapas calibradas, aros intermedios o distanciadores para ajustar el desplazamiento axial al valor correcto. Para los diseños de disposición de un piñón, por ejemplo, la precarga se consigue de diferentes maneras, tal como se explica a continuación.
  • Se colocan aros intermedios entre los aros interior y exterior de los dos rodamientos (fig. 1).
  • Se insertan chapas calibradas entre el resalte del soporte y el aro exterior del rodamiento, o bien entre el cartucho y el soporte (fig. 2); en este caso, el cartucho es la inserción en ángulo con bridas.
  • Se coloca un distanciador entre un resalte del eje y el aro interior de uno de los rodamientos (fig. 3), o bien entre los aros interiores de los dos rodamientos.
El espesor de las chapas calibradas, los aros intermedios o los distanciadores se determina en función de los siguientes factores:
  • la distancia entre los resaltes del eje y el soporte;
  • el ancho total de ambos rodamientos;
  • el desplazamiento axial correspondiente a la fuerza de precarga deseada;
  • un factor de corrección para el desplazamiento axial a fin de compensar la dilatación térmica durante el funcionamiento;
  • las tolerancias de fabricación de todos los componentes relacionados, establecidas midiendo las dimensiones reales antes del montaje;
  • un factor de corrección para compensar ciertas pérdidas de precarga que son resultado del desgaste y el asentamiento.

Método de momento de fricción

Este método se emplea comúnmente para la producción en serie, ya que es rápido y puede automatizarse. La relación que existe entre la precarga del rodamiento y el momento de fricción de los rodamientos permite detener el ajuste una vez alcanzado el momento de fricción correspondiente a la precarga deseada. Esto puede hacerse si el momento de fricción se controla continuamente mientras se ajusta la precarga. No obstante, el momento de fricción puede variar de un rodamiento a otro y, además, depende del protector, del lubricante y del método de sellado usados.

Método de fuerza directa

Dado que la finalidad del ajuste de los rodamientos es obtener una precarga específica, parecería atinado emplear algún método que permita producir o medir la fuerza directamente. Sin embargo, en la práctica, se prefieren los métodos indirectos de ajuste mediante el desplazamiento axial o el momento de fricción, debido a que son sencillos y pueden llevarse a cabo con mayor facilidad y menos costos.
SKF logo