Cookies en el sitio web de SKF

Utilizamos cookies para garantizar que le brindamos la mejor experiencia posible en nuestros sitios y aplicaciones web. Si continúa navegando sin cambiar la configuración de su navegador, supondremos que acepta recibir cookies. No obstante, puede cambiar la configuración de cookies de su navegador en cualquier momento.

Relubricación continua

Este procedimiento se usa cuando el intervalo de relubricación calculado es muy corto, p. ej., a causa de los efectos perjudiciales de la contaminación, o cuando no resulta conveniente usar otros procedimientos de relubricación, p. ej., cuando el acceso al rodamiento es difícil. La excesiva agitación de la grasa puede causar un aumento de la temperatura. Debido a esto, la lubricación continua solo se recomienda cuando las velocidades de giro son relativamente bajas, como los siguientes factores de velocidad:
  • A <150 000 mm/min para los rodamientos de bolas
  • A <75 000 mm/min para los rodamientos de rodillos
En estos casos, el llenado inicial de grasa del soporte puede ser de hasta el 90 % y la cantidad para la relubricación por unidad de tiempo deriva de las ecuaciones de Gp (→ Reposición) repartiendo la cantidad correspondiente a lo largo del intervalo de relubricación.
Cuando se utiliza la relubricación continua, se debe comprobar si la grasa se puede bombear adecuadamente a través de los conductos a la temperatura ambiente predominante.
Se puede lograr la lubricación continua por medio de lubricadores automáticos en un solo punto o en múltiples puntos, p. ej., SKF SYSTEM 24 o SKF MultiPoint Lubricator. Para obtener más información, comuníquese con el Departamento de Ingeniería de Aplicaciones de SKF.
Los sistemas de lubricación centralizada, como SKF Monoflex, SKF ProFlex, SKF Duoflex y SKF Multiflex, pueden hacer circular la grasa en diversas cantidades de manera confiable. Para obtener más información sobre los sistemas de lubricación SKF, consulte Soluciones de lubricación.
SKF logo