Cookies en el sitio web de SKF

Utilizamos cookies para garantizar que le brindamos la mejor experiencia posible en nuestros sitios y aplicaciones web. Si continúa navegando sin cambiar la configuración de su navegador, supondremos que acepta recibir cookies. No obstante, puede cambiar la configuración de cookies de su navegador en cualquier momento.

Prueba de funcionamiento

Una vez finalizado el montaje, cada aplicación debe someterse a una prueba de funcionamiento para comprobar que todos los componentes funcionen correctamente. Durante la prueba de funcionamiento, la aplicación debe funcionar con una carga parcial y, si existe un amplio rango de velocidades, a velocidad lenta o moderada. Nunca se debe poner en marcha un rodamiento sin carga y, luego, acelerarlo hasta alcanzar altas velocidades, ya que existe un gran riesgo de que los elementos rodantes se deslicen y dañen los caminos de rodadura, o de someter la jaula a tensiones inadmisibles. Se debe aplicar una carga mínima al rodamiento (consulte Carga mínima en la sección de productos correspondientes).
Los ruidos o las vibraciones pueden comprobarse usando un estetoscopio electrónico SKF. Normalmente, los rodamientos producen un “ronroneo” uniforme. Los silbidos o chirridos indican que la lubricación es inadecuada. Un sonido o golpeteo irregular indica, en la mayoría de los casos, la presencia de contaminantes en el rodamiento o de daños originados durante el montaje.
Es normal que aumente la temperatura del rodamiento inmediatamente después de la puesta en marcha. Por ejemplo, en el caso de la lubricación con grasa, la temperatura no baja hasta que la grasa queda uniformemente distribuida en la disposición de rodamientos. Después, la temperatura se equilibra. Las temperaturas demasiado altas o los picos de temperatura constantes indican que hay un exceso de lubricante en la disposición, que la precarga es demasiado pesada o que el rodamiento está desalineado radial o axialmente. También se puede deber a que los componentes asociados no se han fabricado o montado correctamente, o los sellos están generando demasiado calor.
Durante la prueba de funcionamiento, o inmediatamente después, compruebe los sellos, los sistemas de lubricación y todos los niveles de fluidos. Si los niveles de ruido y vibración son altos, se recomienda comprobar si el lubricante presenta indicios de contaminación.
SKF logo