Cookies en el sitio web de SKF

Utilizamos cookies para garantizar que le brindamos la mejor experiencia posible en nuestros sitios y aplicaciones web. Si continúa navegando sin cambiar la configuración de su navegador, supondremos que acepta recibir cookies. No obstante, puede cambiar la configuración de cookies de su navegador en cualquier momento.

Componentes y materiales

Un rodamiento típico consta de los siguientes componentes (fig. 1):
  • un aro interior
  • un aro exterior
  • bolas o rodillos, como elementos rodantes
  • una jaula

SKF suministra varios tipos de rodamientos tapados con un sello o placa de protección en uno o en ambos lados. Los rodamientos tapados en ambos lados se llenan en fábrica con grasa. Ofrecen una solución económica y compacta en comparación con el sellado externo.

Aros de los rodamientos

La presión en el área de contacto de rodadura y el giro cíclico excesivo provocan fatiga en los aros del rodamiento cuando este está en funcionamiento. Para hacer frente a esa fatiga, los aros, que están fabricados de acero, deben endurecerse.

El acero estándar para aros y arandelas de rodamientos es 100Cr6, un acero que contiene aproximadamente un 1% de carbono y un 1,5% de cromo.

Los aros y las arandelas de los rodamientos SKF están fabricados de acero según las especificaciones de SKF. Cubren todos los aspectos que son relevantes para proporcionar una larga vida útil al rodamiento. Según los requisitos específicos, SKF utiliza aceros inoxidables o aceros para altas temperaturas.

Elementos rodantes

Los elementos rodantes (bolas o rodillos) transfieren la carga entre el aro interior y el aro exterior. Normalmente, se utiliza el mismo acero tanto para los elementos rodantes como para los aros y arandelas del rodamiento. Cuando es necesario, los elementos rodantes pueden fabricarse de material cerámico. Los rodamientos que contienen elementos rodantes de material cerámico se consideran rodamientos híbridos, y son cada vez más comunes.

Jaulas

Las principales funciones de una jaula son las siguientes:

  • separar los elementos rodantes para reducir el calor por fricción generado en el rodamiento
  • mantener los elementos rodantes espaciados uniformemente para optimizar la distribución de la carga
  • guiar los elementos rodantes en la zona sin carga del rodamiento
  • retener los elementos rodantes en el caso de rodamientos desarmables tras la retirada de uno de los aros del rodamiento durante su montaje o desmontaje

Las jaulas están centradas radialmente (fig. 2) de la siguiente manera:

  • en los elementos rodantes
  • en el aro interior
  • en el aro exterior 

Las jaulas centradas en los elementos rodantes permiten que el lubricante ingrese fácilmente en el rodamiento. Las jaulas centradas en el aro, que permiten un guiado más preciso, se suelen utilizar cuando los rodamientos deben soportar altas velocidades, altos niveles de vibración o fuerzas de inercia originados por los movimientos de todo el rodamiento.

Los principales tipos de jaula son:

  • Jaulas metálicas estampadas (fig. 3)
    Las jaulas metálicas estampadas (de chapa de acero o, a veces, de chapa de latón) son livianas y soportan altas temperaturas.

  • Jaulas metálicas mecanizadas (fig. 4)
    Las jaulas metálicas mecanizadas están fabricadas de latón o, a veces, de acero o aleación ligera. Admiten velocidades, temperaturas, aceleraciones y vibraciones elevadas.

  • Jaulas de polímero (fig. 5)
    Las jaulas de polímero están fabricadas de poliamida 66 (PA66), poliamida 46 (PA46) o, a veces, de polieteretercetona (PEEK) u otros materiales poliméricos. Las buenas propiedades deslizantes de las jaulas de polímero hacen que se genere poca fricción y, por lo tanto, admiten altas velocidades. En condiciones de lubricación deficiente, estas jaulas reducen el riesgo de agarrotamiento y daños secundarios porque pueden funcionar durante algún tiempo con lubricación limitada.

  • Jaulas con pasadores (fig. 6)
    Las jaulas de acero con pasadores requieren el uso de rodillos perforados y solo se utilizan en combinación con rodamientos de rodillos de gran tamaño. Estas jaulas tienen un peso relativamente bajo y permiten incorporar una gran cantidad de rodillos.

Sellado integral

El sellado integral puede prolongar significativamente la vida útil del rodamiento porque mantiene el lubricante dentro del rodamiento y los contaminantes fuera. Los rodamientos SKF se encuentran disponibles con distintos dispositivos de tapado:

  • Placas de protección
    Entre la placa de protección y el aro interior, existe un pequeño intersticio. Los rodamientos equipados con placas de protección (fig. 7) se utilizan cuando las condiciones de funcionamiento son relativamente limpias, o cuando es importante que haya baja fricción por razones de velocidad o de temperatura de funcionamiento.

  • Sellos
    Los rodamientos con sellos son los preferidos para disposiciones en las que el nivel de contaminación es moderado. En los casos en que no se puede evitar la presencia de agua o humedad, normalmente se utilizan sellos rozantes (fig. 8). Estos sellos producen un contacto positivo con la superficie deslizante de uno de los aros del rodamiento. Los sellos de baja fricción (fig. 9) y los sellos no rozantes (fig. 10) pueden soportar las mismas velocidades que los rodamientos equipados con placas de protección, pero con una mayor eficacia de sellado.
SKF logo