Cookies en el sitio web de SKF

Utilizamos cookies para garantizar que le brindamos la mejor experiencia posible en nuestros sitios y aplicaciones web. Si continúa navegando sin cambiar la configuración de su navegador, supondremos que acepta recibir cookies. No obstante, puede cambiar la configuración de cookies de su navegador en cualquier momento.

Sellos de contacto

Existen cuatro tipos comunes de sellos de contacto:
El tipo de sello elegido para una aplicación en particular, por lo general, depende de su propósito principal (evitar la pérdida de lubricante o la entrada de contaminantes), del tipo de lubricante (aceite, grasa u otro) y de las condiciones de funcionamiento (velocidad, temperatura, nivel de contaminación, etc.).

Sellos radiales del eje

Los sellos radiales del eje (fig. 1 y fig. 2) son sellos de contacto que se usan principalmente en aplicaciones lubricadas con aceite. Estos componentes, que vienen listos para su montaje, por lo general, constan de un refuerzo o una carcasa de metal, un cuerpo de caucho sintético, un labio del sello y un muelle toroidal. El labio del sello se encuentra contra el eje, presionado por el muelle toroidal. Según el material del sello y el medio que se debe retener o excluir, se pueden utilizar sellos radiales de eje a temperaturas comprendidas entre –60 y +190 °C (–75 a 375 °F).
La superficie de contacto del sello, que es la parte del eje que está en contacto con el labio del sello, es de vital importancia para la eficacia del sellado. La dureza de la superficie de contacto debe ser de, al menos, 55 HRC a una profundidad de 0,3 mm como mínimo. La rugosidad superficial debe cumplir con la norma ISO 4288:1996 y estar dentro de los siguientes límites: Ra = 0,2 a 0,8 μm. En aplicaciones con bajas velocidades, una buena lubricación y un nivel de contaminación mínimo, se puede aceptar una menor dureza. Para evitar el efecto de bombeo inducido por las marcas helicoidales de rectificado, SKF recomienda usar el rectificado en profundidad para las superficies de contacto.
Si el propósito principal del sello radial del eje es evitar la pérdida de lubricante, entonces debe montarse con el labio hacia adentro (fig. 1). Si el propósito principal es evitar la entrada de contaminantes, el labio debe orientarse hacia afuera, en dirección contraria al rodamiento (fig. 2).

Sellos de anillo en V

Los sellos de anillo en V (fig. 3) se pueden usar en aplicaciones lubricadas tanto con grasa como con aceite. El cuerpo de caucho elástico del sello se fija al eje y gira con él, mientras que el labio del sello ejerce una ligera presión axial sobre los componentes fijos, como el soporte. Según el material, los anillos en V se pueden usar a temperaturas de funcionamiento comprendidas entre –40 y +150 °C (–40 a 300 °F). Son fáciles de instalar y permiten que haya desalineaciones angulares relativamente grandes del eje a bajas velocidades.
Una rugosidad superficial de Ra = 2 a 3 µm es suficiente para la superficie de contacto. A velocidades periféricas superiores a 8 m/s, el cuerpo del sello se debe ajustar axialmente en el eje. A velocidades superiores a 12 m/s, se debe evitar que el cuerpo del sello se levante y salga del eje. Para esto, puede usarse un anillo de apoyo de chapa metálica. Cuando la velocidad periférica excede los 15 m/s, el labio del sello se separa de la superficie de contacto y el anillo en V se convierte en un sello de tipo intersticio.
La eficacia del sello de anillo en V se debe al hecho de que el cuerpo del sello funciona como un aro deflector y, por ende, repele las partículas sólidas y los fluidos. En consecuencia, estos sellos, por lo general, se disponen fuera del soporte en aplicaciones lubricadas con grasa y dentro del soporte, con el labio orientado hacia el lado opuesto del rodamiento, en aplicaciones lubricadas con aceite. Utilizados como sellos secundarios, los anillos en V protegen al sello principal del exceso de contaminantes y humedad.

Sellos de fijación axial

Los sellos de fijación axial (fig. 4) se utilizan como sellos secundarios para ejes de gran diámetro en aplicaciones en las que es necesario proteger el sello principal. Se sujetan en su posición sobre un componente no giratorio y sellan axialmente contra una superficie giratoria. Para este tipo de sello, es suficiente que la superficie de contacto esté mecanizada con acabado fino y tenga una rugosidad superficial de Ra = 2,5 µm.

Sellos mecánicos

Los sellos mecánicos (fig. 5) se emplean en aplicaciones lubricadas con grasa o aceite donde las velocidades son relativamente bajas y las condiciones de funcionamiento son difíciles y severas. Estos sellos constan de dos anillos deslizantes de acero con superficies de sellado bien acabadas y dos muelles de copa de plástico (arandelas Bellevile), que colocan los anillos deslizantes en el alojamiento y proporcionan la fuerza de precarga necesaria a las superficies de sellado. No existen requisitos especiales para las superficies de contacto del alojamiento.

Otros sellos

Los sellos de fieltro (fig. 6) se usan generalmente con la lubricación con grasa. Ofrecen una opción sencilla, económica y adecuada para velocidades periféricas de hasta 4 m/s y para temperaturas de funcionamiento de hasta 100 °C (205 °F). La superficie de contacto debe estar rectificada con una rugosidad superficial Ra ≤ 3,2 μm. La eficacia de este tipo de sello puede mejorarse considerablemente si, además, se coloca un sello laberíntico simple como sello secundario. Antes de su colocación en la ranura del soporte y previo al montaje, los sellos de fieltro deben embeberse en aceite a 80 °C (175 °F).
Los sellos metálicos (fig. 7) ofrecen una opción sencilla, económica y que permite ahorrar espacio en rodamientos lubricados con grasa, especialmente en rodamientos rígidos de bolas. Estos sellos se fijan al aro exterior o interior y ejercen una presión axial resiliente contra el otro aro. Después de cierto período de funcionamiento, estos sellos se convierten en sellos no rozantes al formar un intersticio muy estrecho con el aro giratorio.
Para obtener más información sobre los sellos que SKF ofrece, consulte la sección Sellos de transmisión de potencia.
SKF logo