Cookies en el sitio web de SKF

Utilizamos cookies para garantizar que le brindamos la mejor experiencia posible en nuestros sitios y aplicaciones web. Si continúa navegando sin cambiar la configuración de su navegador, supondremos que acepta recibir cookies. No obstante, puede cambiar la configuración de cookies de su navegador en cualquier momento.

Tipos de sellos

El objetivo de los sellos es evitar la pérdida de lubricante y la entrada de contaminantes en un entorno controlado. Para ser eficaz, un sello debe presentar las siguientes características principales:
  • ser lo suficientemente flexible como para compensar cualquier irregularidad en la superficie;
  • ser lo suficientemente fuerte como para soportar las presiones durante el funcionamiento;
  • ser capaz de soportar un amplio rango de temperaturas de funcionamiento;
  • ser resistente a los productos químicos más comunes;
  • operar con los mínimos valores posibles de fricción, calor por fricción y desgaste.
Existen diversos tipos de sellos básicos:
  • sellos estáticos;
  • sellos dinámicos;
  • sellos sin contacto;
  • fuelles y membranas;
Los sellos que están en contacto con superficies fijas se denominan sellos estáticos. Su eficacia depende de la deformación radial o axial de su sección transversal una vez instalados. Las juntas (fig. 1) y juntas tóricas (fig. 2) son ejemplos típicos de sellos estáticos.
Los sellos que están en contacto con superficies deslizantes se denominan sellos dinámicos y se utilizan para sellar tabiques entre componentes mecánicos que se mueven linealmente en relación con otros, o bien para evitar la pérdida de lubricante y la entrada de contaminantes, para separar los diferentes medios y para soportar las presiones diferenciales. Hay diversos tipos de sellos dinámicos, entre los que se incluyen las empaquetaduras o los anillos de pistón, que se utilizan para movimientos lineales u oscilantes. No obstante, el sello más común es el sello radial del eje (fig. 3), que está en contacto con componentes fijos y giratorios.
Los sellos radiales del eje sin contacto forman un intersticio estrecho entre el labio del sello fijo y el componente giratorio. El intersticio puede disponerse de forma axial, radial o combinada. Los sellos sin contacto, que incluyen desde sellos simples de tipo intersticio hasta sellos laberínticos de múltiples piezas (fig. 4), prácticamente no producen fricción y, por ende, no se desgastan.
Los fuelles y las membranas se utilizan para sellar componentes que presentan un movimiento limitado en relación con otros.
Debido a la importancia de los sellos radiales de contacto y sin contacto para las aplicaciones de rodamientos, la información que se presenta a continuación abarca, casi exclusivamente, tales sellos y sus diversos diseños y aplicaciones.
SKF logo