Cookies en el sitio web de SKF

Utilizamos cookies para garantizar que le brindamos la mejor experiencia posible en nuestros sitios y aplicaciones web. Si continúa navegando sin cambiar la configuración de su navegador, supondremos que acepta recibir cookies. No obstante, puede cambiar la configuración de cookies de su navegador en cualquier momento.

Relubricación

Los rodamientos necesitan relubricación cuando la vida útil de la grasa es inferior a la duración prevista del rodamiento. La relubricación siempre debe realizarse mientras que el lubricante que está en el rodamiento aún se encuentra en buenas condiciones.
El intervalo de relubricación del rodamiento depende de muchos factores relacionados entre sí. Estos incluyen:
  • el tipo y el tamaño del rodamiento;
  • la velocidad;
  • la temperatura de funcionamiento;
  • el tipo de grasa;
  • el espacio alrededor del rodamiento;
  • el entorno del rodamiento.
Solo es posible basar nuestras recomendaciones en reglas estadísticas. Los intervalos de relubricación según SKF se definen como un período en el que, al final, el 99 % de los rodamientos siguen lubricados de manera confiable. Esto representa la vida L1 de las grasas.
SKF recomienda usar datos basados en experiencias mediante pruebas y aplicaciones reales, junto con los intervalos de relubricación estimados que se indican.
Para muchas aplicaciones, existe un límite de temperatura para las grasas estándares cuando la temperatura más elevada que alcanza el aro del rodamiento supera la temperatura de funcionamiento de 100 °C (210 °F). Por encima de esta temperatura se deben usar grasas especiales. Además, se deben considerar los límites de temperatura del rodamiento y de los componentes adyacentes de la máquina, como los sellos externos.
Para obtener más información sobre aplicaciones a altas temperaturas, comuníquese con el Departamento de Ingeniería de Aplicaciones de SKF.
SKF logo