Cookies en el sitio web de SKF

Utilizamos cookies para garantizar que le brindamos la mejor experiencia posible en nuestros sitios y aplicaciones web. Si continúa navegando sin cambiar la configuración de su navegador, supondremos que acepta recibir cookies. No obstante, puede cambiar la configuración de cookies de su navegador en cualquier momento.

Rodaje de los rodamientos lubricados con grasa

Al principio, los rodamientos de súper precisión lubricados con grasa funcionan con un par de fricción relativamente alto. Si operasen a altas velocidades sin un periodo de rodaje, el aumento de la temperatura podría ser considerable. El alto par de fricción se debe al batido de la grasa sobrante, que tarda un tiempo en salir de la zona de contacto. En los rodamientos abiertos, se puede reducir este periodo de tiempo aplicando la cantidad de grasa necesaria y distribuyéndola uniformemente a ambos lados del rodamiento durante el montaje. Los distanciadores entre rodamientos adyacentes pueden contribuir también a minimizar el periodo de rodaje.

El tiempo que se necesita para estabilizar la temperatura de funcionamiento depende de los siguientes factores:

  • el tipo de grasa
  • el llenado inicial de grasa
  • cómo se aplica la grasa en los rodamientos
  • el número de rodamientos en un conjunto y su disposición
  • el espacio disponible para la acumulación de la grasa sobrante a ambos lados del rodamiento
  • el procedimiento de rodaje
Si el rodaje es correcto, los rodamientos de súper precisión normalmente funcionan con una cantidad de lubricante mínima, permitiendo una temperatura de funcionamiento y un par de fricción mínimos. La grasa que se acumula a cada lado del rodamiento actúa como depósito, permitiendo que el aceite se introduzca en el camino de rodadura para proporcionar una lubricación efectiva durante mucho tiempo.
El rodaje se puede llevar a cabo de varias formas. Siempre que sea posible, e independientemente del procedimiento elegido, durante el rodaje el rodamiento debe funcionar tanto en sentido de las agujas del reloj, como en sentido contrario.

Procedimiento de rodaje estándar

El procedimiento de rodaje más habitual se puede resumir del siguiente modo:
  1. Seleccione una velocidad de arranque baja y un incremento de velocidad relativamente pequeño.
  2. Elija el límite de temperatura absoluto, normalmente de 60 a 65 °C (de 140 a 150 °F). SKF recomienda equipar la máquina con limitadores de carrera que detienen el husillo si la temperatura aumenta por encima del límite definido.
  3. Ponga en marcha la máquina a la velocidad de arranque seleccionada.
  4. Monitorice el aumento de temperatura realizando mediciones en la posición del aro exterior del rodamiento y espere a que la temperatura se estabilice. Si la temperatura alcanza el límite, detenga el husillo y deje que el rodamiento se enfríe. Repita el proceso a la misma velocidad y ponga en marcha el husillo hasta que la temperatura se estabilice por debajo del límite.
  5. Una vez estabilizada la temperatura del rodamiento, mantenga en marcha el husillo de 10 a 15 minutos más. Luego incremente ligeramente la velocidad (hasta el siguiente estadio) y repita el paso 4.
  6. Siga aumentando la velocidad de manera progresiva, dejando que la temperatura se estabilice en cada etapa, hasta que el husillo alcance un intervalo de velocidad por encima de la velocidad de funcionamiento del sistema. El resultado será un menor aumento de la temperatura durante el funcionamiento normal. El rodaje del rodamiento ya se ha realizado correctamente.
Este procedimiento de rodaje estándar requiere mucho tiempo. En husillos de velocidad media y alta, la duración de cada etapa podría oscilar entre los 30 minutos y las 2 horas antes de que la temperatura se estabilice. La procedimiento de rodaje puede durar un total de entre 8 y 10 horas (diagrama 1).

Procedimiento de rodaje corto

Una alternativa al procedimiento de rodaje estándar; reduce el número de etapas y abrevia la duración total del tiempo de rodaje. A continuación se resumen los pasos principales:
  1. Seleccione una velocidad de arranque equivalente al 20 o 25% de la velocidad posible con lubricación mediante grasa (→ Tablas de productos) y elija un incremento de velocidad relativamente amplio
  2. Fije el límite de temperatura absoluto, normalmente de 60 a 65 °C (de 140 a 150 °F). Es aconsejable equipar la máquina con limitadores de carrera que detienen el husillo si la temperatura aumenta por encima de los límites definidos.
  3. Ponga en marcha la máquina a la velocidad de arranque elegida.
  4. Monitorice la temperatura realizando mediciones en la posición del aro exterior del rodamiento hasta que la temperatura llegue al límite. Tenga cuidado, ya que el aumento de temperatura podría ser muy rápido.
  5. Detenga la máquina y deje que el aro exterior del rodamiento se enfríe entre 5 y 10 °C (de 10 a 20 °F).
  6. Vuelva a hacerla funcionar a la misma velocidad y monitorice la temperatura hasta que se vuelva a alcanzar el límite.
  7. Repita los pasos 5 y 6 hasta que la temperatura permanezca estable durante 10 o 15 minutos a un valor por debajo del límite fijado. El rodaje del rodamiento debe realizarse a esa velocidad.
  8. Aumente la velocidad un grado y repita los pasos 4 a 7.
  9. Continúe hasta que el rodamiento funcione a una velocidad ligeramente por encima de la velocidad de funcionamiento del sistema. El resultado será un menor aumento de la temperatura durante el funcionamiento normal. El rodaje del rodamiento ya se ha realizado correctamente.
Aunque quizá sea necesario repetir cada etapa varias veces, cada ciclo sólo dura unos minutos. La duración total de este procedimiento de rodaje es significativamente inferior a la del procedimiento estándar.
SKF logo