Cookies en el sitio web de SKF

Utilizamos cookies para garantizar que le brindamos la mejor experiencia posible en nuestros sitios y aplicaciones web. Si continúa navegando sin cambiar la configuración de su navegador, supondremos que acepta recibir cookies. No obstante, puede cambiar la configuración de cookies de su navegador en cualquier momento.

Aceites lubricantes

Para lubricar los rodamientos de súper precisión, normalmente se recomiendan aceites lubricantes de alta calidad sin aditivos EP. La viscosidad requerida del aceite se puede determinar siguiendo las recomendaciones de Condiciones de lubricación: la relación de viscosidad κ y depende esencialmente del tamaño del rodamiento, la velocidad y la temperatura de funcionamiento.
Los cálculos se pueden realizar utilizando la aplicación de cálculo Viscosidad.
Para los sistemas de lubricación por aceite-aire existen muchos tipos de aceite adecuados. Los aceites con una viscosidad de 40 a 100 mm2/s a 40 °C (105 °F) son los utilizados normalmente, así como aquellos con aditivos EP que son preferibles especialmente para los rodamientos de rodillos. Los aceites con una viscosidad de 10 a 15 mm2/s a 40 °C (105 °F) se suelen utilizar para la lubricación por chorro de aceite, mientras que los sistemas de lubricación por niebla de aceite suelen utilizar aceites con una viscosidad de 32 mm2/s a 40 °C (105 °F).
Los intervalos a los que se debe cambiar el aceite para los sistemas de lubricación por baño de aceite, circulación de aceite y chorro de aceite dependen principalmente de las condiciones de funcionamiento y la cantidad de aceite utilizado. Cuando se utilizan los sistemas de lubricación por goteo de aceite, niebla de aceite o aceite-aire, el lubricante se suministra a los rodamientos una sola vez.
Los intervalos a los que se debe cambiar el aceite para los métodos de lubricación por baño de aceite, circulación de aceite y chorro de aceite dependen principalmente de las condiciones de funcionamiento y la cantidad de aceite utilizado. Cuando se utilizan los métodos de lubricación por goteo de aceite, niebla de aceite o aceite-aire, el lubricante "se pierde" y, por lo tanto, se suministra a los rodamientos una sola vez.

Limpieza del aceite

La limpieza del aceite, que afecta a la vida útil y el rendimiento de los rodamientos, requiere un sistema de obturación efectivo. No obstante, incluso con unas obturaciones efectivas, es necesario comprobar regularmente el estado del aceite. Esto es especialmente importante en el caso de los sistemas de recirculación de aceite, donde la entrada de refrigerantes, aceites de corte y otros contaminantes líquidos puede alterar las propiedades lubricantes del aceite.
Los requisitos de limpieza del aceite se pueden describir por el número de partículas por mililitro de aceite para los distintos tamaños de partículas. La normativa ISO 4406:1999 proporciona un sistema de codificación para el nivel de contaminantes sólidos. Los requisitos de limpieza del aceite para las aplicaciones de alta precisión como los electrohusillos van más allá de esta codificación. El tamaño máximo de las partículas no debe ser superior a 5 μm. Los niveles de contaminación aceptables se pueden especificar como una extrapolación de los códigos de contaminación según
ISO 4406:1999 (diagrama 1):
  • 10/7, para husillos nuevos
  • 13/10, tras un uso prolongado (~ 2.000 horas)
SKF logo