Cookies en el sitio web de SKF

Utilizamos cookies para garantizar que le brindamos la mejor experiencia posible en nuestros sitios y aplicaciones web. Si continúa navegando sin cambiar la configuración de su navegador, supondremos que acepta recibir cookies. No obstante, puede cambiar la configuración de cookies de su navegador en cualquier momento.

¿El funcionamiento fiable de un sistema de bombeo representa un reto constante? Un SKF Certified Pump Rebuilder puede ayudarle.

El funcionamiento de los sistemas de bombeo a menudo puede dificultar las operaciones de la industria manufacturera y de procesos. Estos problemas pueden provocar un descenso de la productividad, un aumento de los costes energéticos o, peor aún, paradas no planificadas y costosas operaciones de mantenimiento y reparación.

Al ser uno de los principales proveedores del mundo de rodamientos y soluciones de ingeniería para la industria de las bombas, SKF conoce bien lo que se requiere para mantener el funcionamiento de los sistemas de bombeo industriales.

¿Y si usted tuviese acceso a un centro de reparación con esos mismos conocimientos? Un centro que ofreciese la experiencia y especialización adecuadas para diagnosticar y reparar de forma rápida, eficiente y efectiva sus sistemas de bombeo.

Ahora es posible gracias al programa SKF Certified Pump Rebuilder.

Para obtener la designación SKF Certified Pump Rebuilder, los centros de reparación han de cumplir una serie de normas y especificaciones estrictas y estructuradas. Esos requisitos se traducen en unas bombas con una vida útil más larga y fiable para instalaciones como las suyas.

Tres motivos para elegir un SKF Certified Pump Rebuilder:

  1. Los conocimientos técnicos adecuados. El hecho es que cerca del 80% de los fallos en las bombas están relacionados con los rodamientos y las obturaciones mecánicas. Aunque no es ninguna sorpresa que unos rodamientos de alta calidad son esenciales para la fiabilidad de las bombas, los rodamientos correctos no producirán por sí solos los resultados que usted necesita. Es igualmente importante la forma de instalar, lubricar, manipular, almacenar, alinear, transportar y mantener las piezas. En los talleres certificados de SKF, los técnicos reciben una amplia formación sobre el análisis de sistemas de bombeo, instalación de rodamientos, sistemas de lubricación y tecnologías de monitorización de estado, lo cual les proporciona la cualificación necesaria para realizar diagnósticos y reparaciones de un modo óptimo.
  2. Los recursos adecuados. Las empresas SKF Certified Rebuilder tienen acceso a nuestra inigualable colección de piezas, herramientas y asistencia técnica. Están actualizadas con las últimas tecnologías y buenas prácticas. Asimismo, están autorizadas a realizar análisis de la causa raíz del fallo y a resolver problemas. En resumen, disponen de los recursos necesarios para efectuar adecuadamente su reparación.
  3. El enfoque apropiado. La certificación de SKF no es para siempre. Por el contrario, todos las empresas SKF Certified Rebuilder deben realizar auditorías periódicas para garantizar el cumplimiento de nuestras estrictas normas. También deben cumplir con nuestros requisitos de mejora continua y desarrollo de competencias. Porque cuando nosotros mejoramos, también lo hacen sus beneficios finales, que incluyen la mejora del rendimiento y la reducción del coste de propiedad.
SKF logo