Rodamientos rígidos de una hilera de bolas para herramientas para el jardín

Aplicaciones generales

Los rodamientos normalmente están equipados con placas de protección metálicas. Las jaulas pueden estar hechas de chapa de acero o de poliamida reforzada con fibra de vidrio. Los rodamientos se lubrican de por vida con grasas capaces de funcionar a temperaturas de entre -30 y +130 °C. La tolerancia de ajuste determinará el juego radial interno a utilizar.


Enlace a los rodamientos rígidos de una hilera de bolas.

Aplicaciones sin cable

En este tipo de disposición se requiere una baja fricción y una buena protección contra los contaminantes. Los rodamientos pueden estar equipados con obturaciones rozantes de caucho ligeras, junto con jaulas de chapa de acero o reforzadas con fibra de vidrio. La lubricación se suele hacer con grasas que funcionan en un rango de temperaturas de entre -30 y + 130 °C. La tolerancia de ajuste determinará el juego radial interno a utilizar.

Mayor protección contra el polvo

Para reducir la entrada de contaminantes y la fuga de grasa se utilizan obturaciones rozantes de caucho. Las jaulas pueden estar hechas de chapa de acero o de poliamida reforzada con fibra de vidrio. La tolerancia de ajuste determinará el juego radial interno.
SKF logo