Gestión del motor

El Sistema de Gestión del Motor (EMS) se encarga de controlar la cantidad de combustible inyectada y ajustar el punto de encendido. El funcionamiento óptimo del EMS garantiza la máxima potencia del motor con la mínima cantidad de emisiones y el mínimo consumo de combustible.El EMS incluye sensores para la temperatura del aire de admisión y el líquido refrigerante, la posición del regulador y presión absoluta del colector de admisión, así como sensores para la velocidad del motor y señales para las acciones requeridas de inyección y chispa del encendido, además de un sensor para información sobre el contenido de oxígeno en el escape.

Soluciones

SKF logo