Conferencia SKF Wind Farm Management

Una charla directa sobre el servicio y mantenimiento de parques eólicos en un encuentro industrial exclusivo

Por Lyn Harrison, propietaria de Insight Wind y moderadora de la mesa de debate de la conferencia SKF Wind Farm Management 2013

La necesidad de compartir conocimientos, el acceso a los datos, el auge de los proveedores de servicios independientes y la creciente determinación entre los propietarios de parques eólicos de asumir un mayor control de sus activos fueron temas recurrentes en la 8ª conferencia anual SKF Wind Farm Management, celebrada en Varsovia los días 12-13 de junio. El lugar se eligió en reconocimiento a la posición de Polonia como el mayor mercado de energía eólica de Europa del Este.

Un grupo de alto nivel formado por 148 participantes de 21 países y 52 empresas atendió a las presentaciones y las mesas de debate sobre cómo obtener un ahorro de costes de explotación y mantenimiento en un sector eólico que está madurando. Con algunos de los mejores cerebros en el tema codeándose con expertos en servicio y mantenimiento de otros sectores industriales, SKF consiguió una interesante y adecuada combinación de profesionales para su exclusivo evento centrado en el cliente.

En la abarrotada sala de conferencias, los moderadores abrieron un estimulante debate que suscitó algunas respuestas sorprendentemente directas y sinceras. A continuación se ofrece lo más destacado de los debates más populares.

El problema de los datos

Acceder a datos de las plantas eólicas en funcionamiento o, más bien, la falta de acceso a unos datos insuficientes, fue un tema recurrente durante todo el evento. En un mercado de mantenimiento de parques eólicos que, de aquí a 2016, habrá crecido hasta los 200 GW de plantas fuera de garantía, con un valor de 10.000-17.000 millones de dólares, según el ponente principal, Morten Keller de MAKE Consulting, el procesamiento de datos es una preocupación cada vez mayor.

El panorama general está claro. Tal como explicaba Pär Attermo, de Vattenfall, el fallo de las cajas de engranajes, el deterioro de las palas y los sistemas de control eléctrico defectuosos representan la mayor parte de los costes de servicio y mantenimiento durante la vida útil. Esta cuota fue fijada en un 80% por Erwin Weiss, de SKF, en su presentación sobre la evaluación de riesgos. Sin embargo, a menudo se carece de datos concretos sobre lo que falla: el cómo y el cuándo.

Se oyeron muestras de descontento por el casi monopolio de los datos por parte de los fabricantes de equipos originales, los proveedores de las turbinas. Cuando se le preguntó si disponía de suficientes datos de los fabricantes para construir simulaciones precisas de modelos de estrategias de mantenimiento, François Besnard, ingeniero de operaciones y mantenimiento de Vattenfall, replicó: "No tengo acceso a los datos". Paul Meaney, director de aplicaciones para energías renovables de SKF, respondió diplomáticamente: "Hay que insistir mucho. Siempre es más difícil de lo que debería ser". Roland Flaig, director de la flota nórdica de E.ON, explicó que, de los 4,2 GW de capacidad eólica seleccionada para incluir en la iniciativa de rendimiento energético de la empresa, tan sólo los datos de 3,6 GW eran de calidad suficiente para incluirlos en el programa.

Los ponentes coincidieron en que el servicio, el mantenimiento, las reparaciones y la sustitución de piezas representaban el 15-30% del coste del ciclo de vida, con las instalaciones en alta mar ocupando la parte superior de esta escala. Así pues, el margen para reducir el coste de generación de energía eólica y mejorar la rentabilidad del propietario mediante la reducción de los gastos de explotación no es nada desdeñable.

Yo haría maravillas

No fue hasta la sesión final del evento cuando un propietario de turbinas eólicas cogió el toro por los cuernos. En la actualidad, son los fabricantes de equipos quienes controlan la recopilación de datos de las turbinas eólicas y sus prioridades no coinciden con las de los propietarios, expuso Sven Jesper Knudsen, analista de datos de la empresa de energía eólica marítima Dong. "Necesitamos acceso y control".

La monitorización a distancia y el análisis son esenciales para reducir los costes de explotación y mejorar el rendimiento en alta mar. El análisis es lo que permite fundamentar el gasto, según Knudsen. Sin embargo, se están perdiendo oportunidades por culpa de la falta de datos. Tal como señaló su compañera de Dong, Christina Aabo, el objetivo de los fabricantes es reducir los gastos de capital, que constituyen el 70-75% del coste nivelado de la energía eólica, en lugar de reducir el 25-30% que representan los gastos de explotación en alta mar. Por ello, sus prioridades en cuanto a la recopilación de datos no coinciden necesariamente con las de los propietarios de parques eólicos marítimos.

Knudsen lamentó la falta de integridad de los datos. Se necesita una mayor precisión, calidad, coherencia, validación y documentación. La información práctica es muy escasa, comentó. Además de recomendaciones sobre buenas prácticas en la recopilación de datos, su presentación documentó ejemplos de oportunidades perdidas.

Knudsen dijo que él "haría maravillas" con el acceso a todos los datos, una plataforma de datos moderna y abierta para las turbinas eólicas y una mejor integridad de los datos. Uno de los mayores problemas de la industria de energía eólica, añadió, es que sigue siendo demasiado pequeña para atraer la capacidad que se requiere para resolver los problemas.

La laguna de conocimientos

Es necesario compartir más los conocimientos y una mayor colaboración en materia de datos entre los fabricantes de equipos, los propietarios de parques eólicos y los proveedores de servicios independientes. "Compartir conocimientos puede tener una repercusión enorme en la disponibilidad", explicó Morten Keller, de MAKE Consulting.

Los indicadores clave del rendimiento de un mismo modelo de turbina que funciona en condiciones similares en distintos países suelen diferir considerablemente, añadió. Los empresarios, desconcertados, podrían aprender mucho unos de otros. Aabo, de Dong, respaldó a Keller. "Tenemos que dedicarnos de manera específica a compartir conocimientos", comentó.

El sector de las operaciones y mantenimiento no está avanzando en este aspecto, opinó Hannes Leopoldseder, de SKF. Leopoldseder peguntó cuál sería la mejor forma de repetir las buenas prácticas. La respuesta de Flaig, de la empresa energética E.ON, fue inmediata: las empresas deben dialogar entre sí. Los proveedores de servicios independientes lo están haciendo mejor en cuestión de comunicación externa, añadió.

Attermo dijo que se necesitaba un cambio cultural. Según él, Vattenfall quiere que su personal aprenda más trabajando codo con codo con los técnicos de los fabricantes de equipos originales. Tampoco se deben subestimar los problemas en cuanto a las tecnologías de la información. Las piezas de recambio, por ejemplo, son más baratas en el mercado abierto que de los fabricantes originales, pero localizarlas lleva demasiado tiempo, explicó.

Una respuesta a este problema la dio Mark Huyzer, director de la empresa de reciente creación Spares in Motion, que pone en contacto a proveedores y clientes del mercado de recambios de turbinas eólicas gracias a la experiencia de Huyzer en la industria aeroespacial. Una cadena de suministro de repuestos transparente reducirá los retrasos en la entrega de repuestos, acabará con el monopolio de los fabricantes sobre los componentes originales y generará menores costes, expuso. Huyzer reclamó más datos sobre la frecuencia de retirada de componentes para una optimización de los niveles de existencias.

Está aumentando la necesidad de tener un alto nivel de existencias de componentes entre los proveedores de servicio, ahora que existe un mayor número de parques eólicos que están llegando al fin de su periodo de garantía y cuyos propietarios eligen a proveedores de servicios independientes en lugar de los fabricantes originales para el servicio y mantenimiento, según Huyzer. En la industria aeroespacial, las piezas aprobadas por el fabricante y las piezas de representantes de ingeniería designados han resultado igual de fiables que las del fabricante de los equipos originales.

La opinión de los propietarios de parques eólicos sobre los fabricantes de equipos originales

Los comentarios de Huyzer reflejaban las dudas expresadas en la conferencia acerca de los fabricantes de equipos originales como proveedores del servicio y mantenimiento, dada la escasa coincidencia entre los intereses de los propietarios y de éstos fabricantes.

Carsten Brinck, del proveedor de servicios independiente danés DMP, advirtió del conflicto que surge cuando el proveedor de servicios confía en el fabricante para que le suministre una pieza, pero éste último ofrece al propietario el mantenimiento de la turbina, entrando así en competencia con el proveedor de servicios independiente.

Brinck se unió al coro de voces que apuntaban a una total colaboración del fabricante de equipos originales como algo esencial para la gestión de los parques eólicos. Sin embargo, la colaboración de los fabricantes varía y el incentivo que tienen éstos para vigilar activamente las ineficiencias es limitado, según Flaig, de E.ON. Este fue un tema que retomó Thilo Langfeldt, de Strategic Engineering Management.

El propietario busca la máxima producción con el mínimo coste del ciclo de vida, mientras que el proveedor de turbinas eólicas, que suele ser quien se encarga del servicio y mantenimiento, busca minimizar el coste, especialmente durante el periodo de garantía, según Langfeldt.

Señaló la reticencia de los fabricantes a ofrecer garantías de rendimiento reales basadas en la energía en lugar de simples garantías de disponibilidad basadas en el tiempo. Aunque se conceda una garantía de energía, sigue sin haber incentivo para que el fabricante optimice el rendimiento más allá del nivel de referencia. Además, para un propietario es casi imposible demostrar que un cálculo de la pérdida de energía es correcto, dijo. La presentación de Langfeldt detalló una serie de prácticas de trabajo específicas que desincentivan al fabricante de equipos originales y ofreció soluciones a los problemas.

Javier Saldise, de Vestas, fue el único defensor de la postura de los fabricantes. Saldise se opuso enérgicamente a las críticas. Vestas, explicó, está deseando compartir conocimientos y establecer relaciones de colaboración. Exigió una mayor flexibilidad por parte de los propietarios y proveedores de servicios en sus métodos de trabajo. "Disponemos de mucha información", afirmó. "Pero no podemos convenceros de que podemos ayudaros".

El auge de los proveedores de servicios independientes

Morten Keller describió los acuerdos de servicio y mantenimiento de los fabricantes de equipos originales como "enormemente caros en un plazo de 10 años". En Dinamarca se está produciendo un importante y continuo desplazamiento de los fabricantes de equipos originales hacia los proveedores de servicios independientes, sobre todo a medida que las turbinas van envejeciendo. "Los costes de servicio están bajando ahora en general", comentó.

La ventaja de este tipo de proveedores es que su experiencia con muchas marcas diferentes les permite convertirse en el proveedor único para aquellos propietarios que cuentan con una gran variedad de modelos de turbinas eólicas en su cartera, explicó Brinck, de DMP. Un proveedor de servicios independiente ofrece mayor flexibilidad e independencia respecto al fabricante de equipos originales y al monopolio natural que este ejerce sobre el conocimiento y el suministro de componentes. Peter Wells, del proveedor de servicios independiente UpWind Solutions, se mostró de acuerdo. Su empresa aplica una política de comunicación de toda la información al propietario.

Cada propietario tiene unos objetivos distintos, expuso Brinck. El propietario de una empresa de energía busca aumentar su producción energética, un propietario financiero busca el flujo de efectivo y la rentabilidad de la inversión, un gestor de activos busca el beneficio en la negociación del activo, mientras que un operador que trabaja para un propietario busca unos ingresos. La estrategia de mantenimiento se deberá adaptar al objetivo de cada propietario, incorporando una gran flexibilidad para adaptarse al cambio de las circunstancias. "No se conformen con una subcontratación con un alcance de servicio completo", recomendó.

El sector de los proveedores de servicios independientes en la industria de la energía eólica, por su parte, está formado por un gran número de pequeñas empresas, a menudo con tan sólo unos cuantos empleados. La consolidación de estos proveedores en toda Europa es necesaria para satisfacer las necesidades del creciente negocio de la explotación y mantenimiento, explicó Brinck. Y el negocio está cambiando. Los propietarios de los activos están menos dispuestos a subcontratar toda la responsabilidad a un proveedor de servicios independiente o un fabricante de equipos originales. "Vemos una mayor implicación en los operadores más maduros", añadió Brinck.

Desde el punto de vista del propietario, la elección entre un fabricante o un proveedor independiente para el servicio y mantenimiento no es cuestión de uno u otro, sino de ambos, según Aabo, de Dong. El conflicto entre los dos debe evolucionar hacia un modelo de colaboración. El enfoque de Dong consistirá en conservar el control general de la explotación y mantenimiento y mantener una estrecha relación de trabajo con el fabricante, pero Aabo también piensa que la empresa subcontratará tareas de mantenimiento específicas a proveedores de servicios independientes especializados. "Estamos debatiendo esa estrategia como propietarios".

Los propietarios toman el control

Dong está decidida a tomar el control de sus activos y está asumiendo un papel principal mediante influyendo en el diseño y el desarrollo de manera dialogada con los fabricantes, explicó Aabo, sobre todo en el diseño básico y la infraestructura eléctrica. "No fabricamos componentes, sino que lideramos la innovación". 

El de E.ON es un caso similar. Como propietaria de sus activos, E.ON desea encargarse de la gestión de los activos en colaboración con el fabricante de los equipos originales. "Necesitamos implicar al fabricante", explicó Roland Flaig, director de la flota nórdica de E.ON. Al describir la iniciativa global de rendimiento energético de E.ON, dijo que en ella participaban cuatro fabricantes de equipos originales, y todos se mostraron interesados y con ánimo de colaborar. "A veces nos parece que no es así, pero en este caso sí que respondieron".

La iniciativa, detallada en su presentación, permitió la realización de un importante valor, según Flaig. Las conclusiones obtenidas sobre cómo aumentar el rendimiento energético se están incorporando a un proceso estándar de mejora continua para todos los activos eólicos en funcionamiento de E.ON. Un boletín informativo sobre gestión de activos y un foro de operadores permiten compartir experiencias entre equipos de mantenimiento.

Ceferino Viescas Fernández, de la división de renovables de la empresa energética portuguesa EDP, describió el proceso de cómo poner orden en el caos que supone el poseer una capacidad de 400 GW de energía eólica dispersos por Europa, que consta de 25 modelos de turbinas de distintos periodos, suministrados por diez fabricantes. La mitad de ellos se encuentra fuera de garantía. El enfoque consiste en la implantación progresiva de una uniformidad del mantenimiento: desde la medición del rendimiento hasta la recopilación de datos, el análisis y el desarrollo de procedimientos comunes. "Necesitamos hablar todos el mismo idioma", afirmó Fernández. "Hemos intentado crear la misma estructura de contrato de servicio para todos los parques eólicos con todos los proveedores". Este enfoque se detalló en su presentación.

La última palabra acerca del dilema de los propietarios correspondió a Simon Powles, de la británica RES, uno de los propietarios-desarrolladores más antiguos y experimentados del sector de la energía eólica internacional. Los propietarios deben asumir un papel activo analizando el rendimiento de los parques eólicos y el comportamiento de las turbinas en lugar de seguir limitándose a confiar en las garantías y en el proveedor de servicios, argumentó. "Abordar los problemas a tiempo reduce las paradas no planificadas y las reparaciones, generando mayores ingresos y menores costes".

Comentarios de los participantes en la conferencia

Carsten Brink, DMP:

"Vemos una mayor implicación de los operadores más maduros".

"No se conformen con una subcontratación con un alcance de servicio completo".

 

Morten Keller, MAKE Consulting:

"Compartir conocimientos puede tener una enorme repercusión en la disponibilidad".


Simon Powles, RES:

"Los propietarios deben asumir un papel activo analizando el rendimiento de los parques eólicos y el comportamiento de las turbinas".

 

SKF desea dar las gracias al comité del programa por su trabajo, gracias al cual se ha conseguido que la conferencia fuese un éxito. El comité del programa estuvo integrado por miembros de las siguientes empresas: 

  • Vattenfall
  • Dong Energy
  • E.on
  • ZF Services
  • SKF

Consulte aquí el programa de la Wind Farm Management Conference 2013.


¡Asegúrese de visitar esta página de nuevo para obtener más información sobre la próxima Wind Farm Management Conference 2014!

SKF logo