Efecto de la precarga del rodamiento

Las razones principales para la precarga de los rodamientos son para
  • aumentar la rigidez
  • reducir el ruido durante el funcionamiento
  • aumentar la exactitud del guiado del eje
  • compensar el desgaste y el asentamiento debido al funcionamiento
  • proporcionar una larga vida útil.

Mayor rigidez

La rigidez del rodamiento (expresada en kN/μm) se define como la relación entre la fuerza que actúa sobre el rodamiento y la deformación elástica que se produce en él. Las deformaciones elásticas causadas por una carga dentro de una determinada gama de valores, son más pequeñas en los rodamientos precargados que en los rodamientos sin precargar.

Funcionamiento silencioso

Cuanto menor sea el juego en funcionamiento de un rodamiento, mejor será el guiado de los elementos rodantes en la zona sin carga y más silencioso será el funcionamiento del rodamiento.

Precisión en el guiado del eje

Los rodamientos precargados ofrecen un guiado del eje más preciso, debido a que la precarga reduce la flexión del eje bajo la acción de la carga. Por ejemplo, la máxima precisión de guiado y máxima rigidez alcanzadas con los rodamientos de piñón y de diferencial precargados implican una mayor precisión y uniformidad en el engrane lo que mantiene las fuerzas dinámicas adicionales a niveles reducidos. Por lo tanto, se consigue un funcionamiento silencioso y se prolonga la duración de los engranajes.

Compensación del desgaste y el asentamiento

Los procesos de desgaste y asentamiento en una disposición de rodamientos durante su funcionamiento incrementan el juego, pero este incremento se puede compensar mediante una precarga.

Mayor vida útil

En determinadas aplicaciones, la precarga de los rodamientos puede mejorar la fiabilidad de funcionamiento y prolongar la vida útil. Un precarga correctamente dimensionada puede favorecer la distribución de la carga en los rodamientos, y por lo tanto puede prolongar también su vida útil, véase la sección Mantenimiento de la precarga adecuada.
SKF logo