Mantenimiento de la precarga adecuada

Cuando se selecciona la fuerza de precarga para una disposición de rodamientos, se debe tener presente que la rigidez sólo aumenta ligeramente cuando la precarga sobrepasa un valor óptimo determinado, mientras que la fricción y por tanto, la generación de calor, crece y la duración del rodamiento cae drásticamente a causa de la carga adicional que actúa constantemente. El diagrama 1 indica la relación entre la duración del rodamiento y la precarga o el juego. Debido al riesgo que supone una precarga excesiva para la fiabilidad del funcionamiento de una disposición de rodamientos y dada la complejidad de los cálculos que normalmente se necesitan para determinar la fuerza de precarga adecuada, se aconseja consultar al departamento de ingeniería de aplicaciones de SKF.
También es importante que, a la hora de precargar los rodamientos de una disposición, se consiga una fuerza de precarga determinada mediante cálculos o por la experiencia, con el menor error posible. Para disposiciones de rodamientos de rodillos cónicos, por ejemplo, esto significa que los rodamientos se deben girar alternativamente en ambos sentidos durante el ajuste, con objeto de que los rodillos no se inclinen y para que la cabeza de los rodillos mantenga el contacto adecuado con la pestaña guía del aro interior. De no hacerse esto, los resultados obtenidos de las inspecciones o las mediciones serán falsos y la precarga final obtenida puede ser muy inferior al valor requerido.
SKF logo