Lubricación con grasa

La mayoría de los rodamientos se lubrican con grasa. La ventaja de la grasa con respecto al aceite es que se retiene más fácilmente en la disposición de rodamientos, particularmente con ejes inclinados o verticales. La grasa también puede contribuir a sellar la disposición para protegerla contra contaminantes sólidos y líquidos, y también contra la humedad.
Los términos utilizados para clasificar los rangos de velocidad, las temperaturas y las cargas para la lubricación con grasa pueden ser diferentes de aquellos utilizados para los rodamientos. Los términos generalmente utilizados para clasificar los rodamientos lubricados con grasa se definen en las tablas siguientes:
  • tabla 1: rangos de velocidad para rodamientos radiales lubricados con grasa
  • tabla 2: rangos de temperatura para grasas
  • tabla 3: rangos de carga para grasas
La cantidad de grasa que se aplica a un rodamiento depende de la aplicación. Si se coloca una cantidad muy pequeña de grasa, se produce el contacto entre metales y se puede generar una falla prematura de los rodamientos. Una cantidad excesiva de grasa provoca un aumento rápido de la temperatura de funcionamiento en el interior del rodamiento, particularmente cuando este funciona a altas velocidades. SKF coloca en los rodamientos con sellos o placas de protección (rodamientos tapados) una cantidad suficiente de grasa para que tengan una mayor vida útil.
Según el rango de velocidad (Tabla 1), SKF recomienda los siguientes porcentajes de llenado de grasa para los rodamientos:
  • 100 % para velocidades bajas;
  • 30 a 50 % para velocidades medias a altas.
El volumen libre en el soporte se debe llenar con grasa parcialmente. Antes de que el rodamiento comience a girar a alta velocidad, se debe dar tiempo para que el exceso de grasa en el rodamiento se asiente o se elimine durante un período de rodaje. Al final del período de rodaje, la temperatura de funcionamiento desciende considerablemente, lo que indica que la grasa se ha distribuido en la disposición de rodamientos.
En aquellas aplicaciones donde los rodamientos funcionan a velocidades muy bajas y donde es necesario contar con una buena protección contra los contaminantes y la corrosión, SKF recomienda llenar hasta el 90 % del soporte con grasa.
SKF logo