Rodamientos con un agujero cilíndrico

En el caso de los rodamientos no desarmables, generalmente se monta primero el aro que tiene el ajuste más fuerte. Antes del montaje se deberá lubricar ligeramente con aceite fino la superficie de los asientos.

Montaje en frío

Si el ajuste no es demasiado fuerte, los rodamientos pequeños se pueden posicionar aplicando ligeros golpes de martillo sobre un manguito colocado contra la cara del aro del rodamiento. Los golpes se deben distribuir uniformemente por todo el aro para evitar que el rodamiento se incline o se tuerza. El uso de una dolla de montaje en lugar de un manguito permite aplicar la fuerza de montaje de un modo centrado (fig 1).
Para calar un rodamiento no desarmable sobre el eje y en el alojamiento de manera simultánea, la fuerza de montaje se debe aplicar de un modo uniforme a ambos aros y las superficies de apoyo de la herramienta de montaje deben estar en el mismo plano. En este caso se debe utilizar una herramienta de ajuste de rodamientos, donde el aro de impacto hace tope con las caras laterales de los aros interior y exterior, y el manguito permite aplicar las fuerzas de un modo centrado (fig 2).
Con los rodamientos autoalineables, el uso de un aro de montaje intermedio evita que el aro exterior se incline y se gire al introducir el rodamiento con el eje en el agujero del soporte (fig 3). Se deberá recordar que las bolas de los rodamientos de bolas a rótula de ciertos tamaños sobresalen de las caras laterales del rodamiento, de modo que el aro de montaje intermedio deberá estar rebajado para no dañar las bolas. Generalmente, un gran número de rodamientos se montan usando prensas mecánicas o hidráulicas.
En el caso de los rodamientos desarmables, el aro interior se puede montar independientemente del aro exterior, lo cual simplifica el montaje, especialmente cuando ambos aros han de tener ajustes de interferencia. Al montar un eje con el aro interior ya montado, en un soporte donde ya está el aro exterior, asegúrese de que estén correctamente alineados a fin de evitar que se dañen los caminos de rodadura y los elementos rodantes. A la hora de montar los rodamientos de rodillos cilíndricos y de agujas con un aro interior sin pestaña o con una pestaña a un lado, SKF recomienda utilizar un casquillo de montaje (fig 4). El diámetro exterior del casquillo debe ser igual al diámetro del camino de rodadura F del aro interior, y debe estar mecanizado según la tolerancia d10. Los casquillos de agujas se montan mejor con el uso de un mandril; ver las instrucciones de montaje en Casquillos de agujas.

Montaje en caliente

Los rodamientos más grandes generalmente no se pueden montar en frío, ya que la fuerza que se requiere para montar un rodamiento aumenta considerablemente con el tamaño del mismo. Por ese motivo, los rodamientos, los aros interiores o los soportes (por ejemplo, los cubos de rueda) se calientan antes de su montaje.
La diferencia de temperatura requerida entre el aro del rodamiento y el eje o el soporte depende del grado de interferencia y del diámetro del asiento del rodamiento. Los rodamientos no deben calentarse a más de 125 ºC, ya que podrían producirse cambios dimensionales originados por alteraciones en la estructura de su material. Los rodamientos equipados con placas de protección u obturaciones no se deben calentar por encima de los 80 ºC, debido a la grasa que contienen o al material de la obturación.
A la hora de calentar los rodamientos se deben evitar los sobrecalentamientos en un punto. Para calentar los rodamientos de un modo uniforme, se recomiendan los calentadores de inducción eléctrica SKF (fig 5). Si se utilizan placas de calentamiento, se debe dar la vuelta al rodamiento en varias ocasiones. Estas placas no se deben utilizar para calentar los rodamientos obturados.

Ajuste de los rodamientos

Contrariamente a otros rodamientos radiales con agujero cilíndrico, el juego interno de los rodamientos de una hilera de bolas de contacto angular y de los rodamientos de rodillos cónicos no queda determinado hasta que el rodamiento haya sido ajustado contra un segundo rodamiento. Normalmente, estos rodamientos se montan emparejados, ya sea espalda con espalda o cara a cara, y un aro del rodamiento se desplaza axialmente hasta conseguir el juego o la precarga requerida. La elección del juego o la precarga depende de las exigencias en cuanto al rendimiento de la disposición de rodamientos y las condiciones de funcionamiento. Puede encontrar más información acerca de las precargas de los rodamientos en la sección Precarga del rodamiento, de manera que las siguientes recomendaciones únicamente hacen referencia al ajuste del juego interno en disposiciones con rodamientos de bolas de contacto angular y rodamientos de rodillos cónicos.
El valor adecuado para el juego durante el montaje, viene determinado por las condiciones del rodamiento bajo carga y la temperatura de funcionamiento. Dependiendo del tamaño y de la disposición de rodamientos, los materiales del eje y del soporte, y la distancia entre los dos rodamientos, el juego inicial obtenido durante el montaje podrá ser mayor o menor durante el funcionamiento real. Si, por ejemplo, una dilatación térmica diferencial de los aros interior y exterior reduce el juego de funcionamiento, el juego inicial deberá ser lo suficientemente grande como para evitar la distorsión de los rodamientos y las consecuencias perjudiciales que esto pueda tener.
Dado que existe una relación definitiva entre el juego radial y axial interno de los rodamientos de bolas de contacto angular y de los rodamientos de rodillos cónicos, basta con especificar uno de los valores, normalmente el juego axial interno. El valor especificado se obtiene, partiendo de un juego cero, aflojando o apretando una tuerca en el eje o un aro roscado situado en el agujero del soporte, o bien introduciendo arandelas calibradas o chapas calibradas entre uno de los aros del rodamiento y su resalte. Los métodos usados para ajustar y medir el juego establecido vienen determinados por el número de rodamientos que se van a montar.
Uno de los métodos consiste en comprobar el juego axial establecido, por ejemplo, de un rodamiento de cubo de rueda, usando un reloj comparador conectado al cubo de rueda (fig 6). Al ajustar rodamientos de rodillos cónicos y medir el juego, es importante girar varias veces el eje o el soporte en ambas direcciones para asegurar un contacto correcto entre los extremos de los rodillos y la pestaña guía del aro interior. Si el contacto no es el adecuado, el resultado de la medición será inexacto y no se obtendrá el ajuste deseado.
Podrá encontrar instrucciones detalladas para rodamientos determinados en skf.com/mount.
SKF logo