Montaje de rodamientos con un agujero cilíndrico

En el caso de los rodamientos no desarmables, en general, se monta primero el aro que se va a ajustar con más fuerza.

Montaje en frío

Si no hay demasiado ajuste, los rodamientos pequeños se pueden colocar en su posición aplicando leves golpes de martillo sobre un manguito ubicado contra la cara lateral del aro del rodamiento. Los golpes se deben distribuir uniformemente por todo el aro para evitar que el rodamiento se incline o se tuerza. Si se utiliza una herramienta para el montaje de rodamientos (Fig. 1) o una dolla de montaje (Fig. 2) en lugar de un manguito, se puede aplicar la fuerza de montaje de manera centrada.
Generalmente, cuando la cantidad de rodamientos es elevada, se montan con una prensa.
Si se debe presionar el rodamiento dentro del eje y del agujero del soporte de forma simultánea, la fuerza de montaje se debe aplicar de modo uniforme en ambos aros, y las superficies de resalte de la herramienta para montaje deben estar en el mismo plano. De ser posible, el montaje se debe hacer con una herramienta para el montaje de rodamientos SKF (Fig. 1).
Con los rodamientos de bolas a rótula, el uso de un aro de montaje intermedio evita que el aro exterior se incline y gire cuando se introduce el ensamblaje del rodamiento y del eje en el agujero del soporte (Fig. 3). Las bolas de los rodamientos de bolas a rótula más grandes de las series 12 y 13 sobresalen por los laterales del rodamiento. Esta característica de diseño se debe tener en cuenta durante el montaje de estos rodamientos.
En el caso de los rodamientos desarmables, el aro interior se puede montar independientemente del aro exterior, lo cual simplifica este proceso, especialmente cuando ambos aros tienen ajustes de interferencia. Cuando se monta el ensamblaje del eje y del aro interior en el soporte donde se encuentra el aro exterior, la alineación debe realizarse con cuidado a fin de evitar que se dañen los caminos de rodadura y los elementos rodantes. A la hora de montar los rodamientos de rodillos cilíndricos o de agujas con un aro interior sin bridas o con una brida en uno de los lados, se debe utilizar un manguito guía (Fig. 4). El diámetro exterior del manguito debe ser igual al diámetro del camino de rodadura del aro interior, y debe estar mecanizado para una clase de tolerancia d10 para rodamientos de rodillos cilíndricos y 0/–0,025 mm para rodamientos de agujas.

Montaje en caliente

En general, no es posible montar rodamientos más grandes sin calentar el rodamiento o el soporte, ya que la fuerza que se requiere para montar un rodamiento aumenta considerablemente según su tamaño.
La diferencia de temperatura requerida entre el aro del rodamiento y el eje o el soporte depende del grado de interferencia y del diámetro del asiento del rodamiento. Los rodamientos abiertos no se deben calentar a más de 120 °C (250 °F). SKF recomienda no calentar a más de 80 °C (175 °F) aquellos rodamientos que están protegidos con sellos o placas de protección. Sin embargo, si es necesario elevar la temperatura, asegúrese de que esta no exceda los valores permisibles de temperatura del sello o la grasa, el que sea menor.
A la hora de calentar los rodamientos se deben evitar los sobrecalentamientos en un punto. Para calentar los rodamientos de forma pareja y confiable, SKF recomienda usar un calentador de inducción eléctrico SKF (Fig. 5). Si se utilizan placas de calentamiento, se debe dar la vuelta al rodamiento en varias ocasiones. Los sellos de los rodamientos sellados nunca deben entrar en contacto directo con la placa de calentamiento. Coloque un aro entre la placa y el rodamiento.
SKF logo