Diseños y versiones

A continuación, se describen los diversos tipos, diseños y versiones de cojinetes de fricción:

Cojinetes de fricción de bronce sólido
Los cojinetes de fricción de bronce sólido SKF están disponibles en tamaños métricos como cojinetes de fricción rectos (fig. 1) o con pestaña (fig. 2). Este material resistente de los cojinetes de fricción es adecuado para una amplia gama de aplicaciones. Estos cojinetes de fricción se aplican para movimientos oscilantes tanto en sentido radial como axial, o para aplicaciones en las que las velocidades de giro son bajas.
Los cojinetes de fricción de bronce sólido pueden lubricarse con aceite o grasa; en tanto que el lubricante no solo mejora las propiedades deslizantes, también reduce el desgaste y previene la corrosión. Los cojinetes de fricción que tienen un diámetro del agujero d > 14 mm presentan una ranura de lubricación axial en su superficie deslizante y se identifican por el sufijo de la designación G1.
Todas las superficies de un cojinete de fricción de bronce sólido están mecanizadas.
Cojinetes de fricción de bronce sinterizado
Los cojinetes de fricción de bronce sinterizado SKF están disponibles en tamaños métricos como cojinetes de fricción rectos (fig. 3) o con pestaña (fig. 4). Estos cojinetes de fricción autolubricantes y libres de mantenimiento constan de una matriz porosa de bronce impregnada con lubricante. La impregnación de aceite permite una velocidad de deslizamiento muy alta y hace que estos cojinetes de fricción sean adecuados para aplicaciones giratorias.
SKF no recomienda mecanizar ni pulir la superficie deslizante de un cojinete de fricción poroso sinterizado, debido al riesgo de que se tapen los poros del cojinete.
Cojinetes de fricción de bronce laminado
Los cojinetes de fricción de bronce laminado SKF están disponibles en tamaños métricos como cojinetes de fricción rectos (fig. 5) o con pestaña (fig. 6). Se laminan a partir de láminas y se calibran. Estos cojinetes de fricción son una excelente solución para entornos sucios, donde los altos niveles de contaminación hacen necesaria la relubricación. Son resistentes a las cargas de choque y vibraciones a velocidades bajas.
Los alvéolos de lubricación en forma de diamante de la superficie deslizante (fig. 7) deben llenarse inicialmente con grasa. Un lubricante de buena calidad reduce la fricción y el desgaste al separar el cojinete de fricción de bronce de su eje. Para proteger el cojinete de fricción y el lubricante en entornos altamente contaminados, SKF recomienda utilizar sellos.
Cojinetes de fricción de material compuesto de PTFE

Los cojinetes de fricción de material compuesto de PTFE SKF están disponibles como cojinetes de fricción rectos (fig. 8) en tamaños métricos y en pulgadas, y como cojinetes de fricción con pestaña (fig. 9) en tamaños métricos. Estos cojinetes de fricción son autolubricantes, no requieren mantenimiento y, debido a su baja fricción, ofrecen una vida útil prolongada. A pesar de su diseño compacto, pueden soportar cargas radiales pesadas y son adecuados para movimientos giratorios u oscilantes relativamente lentos. También presentan buena estabilidad dimensional y conductividad térmica.

Los cojinetes de fricción de material compuesto de PTFE constan de una base de chapa de acero sobre la que se sinteriza una gruesa capa porosa de 0,2 a 0,4 mm de estaño/bronce (fig. 10). Además, mediante un proceso de laminación, se llenan los poros de la capa sinterizada con una mezcla de PTFE (politetrafluoroetileno) y aditivos de disulfuro de molibdeno. Esta capa adicional de rodaje de 5 a 50 μm de espesor proporciona una combinación óptima de las propiedades mecánicas del estaño/bronce sinterizado y las buenas propiedades de deslizamiento y lubricación de la mezcla de PTFE.

Período de rodaje
Durante un corto período de rodaje, se transfieren minúsculas cantidades del material de PTFE de la capa de rodaje a las superficies de contacto. Una vez que ha tenido lugar esta transferencia, se alcanzan las propiedades características de baja fricción y desgaste de estos cojinetes de fricción.

Cojinetes de fricción de material compuesto de POM
Los cojinetes de fricción de material compuesto de POM SKF están disponibles como cojinetes de fricción rectos (fig. 11) en tamaños métricos y en pulgadas. Los alvéolos de la superficie deslizante hacen que estos cojinetes de fricción resulten adecuados para aplicaciones que requieren un mantenimiento mínimo en condiciones de funcionamiento difíciles, por ejemplo, en entornos contaminados donde no se puede suministrar lubricante de manera continua o con frecuencia. Por lo tanto, los depósitos de grasa deben llenarse antes de la instalación. A pesar de su diseño compacto, los cojinetes de fricción de material compuesto de POM pueden soportar cargas radiales pesadas y son menos sensibles a la desalineación. Son adecuados para movimientos giratorios u oscilantes lentos, así como para movimientos lineales.

Los cojinetes de fricción de material compuesto de POM constan de una base de chapa de acero sobre la que se sinteriza una gruesa capa de 0,2 a 0,4 mm de estaño/bronce. La característica principal de estos cojinetes de fricción es su capa de recubrimiento relativamente gruesa (de aproximadamente 0,25 a 0,45 mm) de resina acetálica (POM: polioximetileno) con aditivos. Esta capa de recubrimiento presenta alvéolos para retener la grasa y está firmemente unida a la capa sinterizada de estaño/bronce (fig. 12).
El espesor de la capa de recubrimiento hace que estos cojinetes de fricción sean menos sensibles a la desalineación, así como a las cargas en los bordes asociadas con dicha desalineación.
Cojinetes de fricción de PTFE poliamida
Los cojinetes de fricción de PTFE poliamida SKF están disponibles en tamaños métricos como cojinetes de fricción rectos (fig. 13) o con pestaña (fig. 14). Estos cojinetes de fricción rentables, autolubricantes y libres de mantenimiento, están diseñados para funcionamiento en seco Sin embargo, un lubricante puede mejorar el rendimiento. A pesar de su diseño de paredes delgadas, los cojinetes de fricción de PTFE poliamida son resistentes al desgaste y pueden soportar cargas moderadas. Su diseño compacto ofrece buena disipación del calor y, por lo tanto, velocidades de deslizamiento relativamente altas.
Cojinetes de fricción de bobinado de filamentos
Los cojinetes de fricción de bobinado de filamentos SKF están disponibles como cojinetes de fricción rectos (fig. 15) en tamaños métricos. Tienen excelentes características de deslizamiento en seco y la superficie deslizante de baja fricción no requiere lubricante adicional. Sin embargo, un lubricante puede proteger contra los contaminantes y no tiene efectos negativos. Estos cojinetes de fricción están desarrollados para soportar cargas pesadas, vibraciones y proporcionar funcionamiento libre de mantenimiento, incluso en condiciones extremas y en entornos corrosivos.
Sin embargo, los cojinetes de fricción de bobinado de filamentos tienen capacidad limitada para soportar partículas sólidas incrustadas en el material bobinado de filamentos. Por consiguiente, SKF recomienda proteger la superficie deslizante contra la entrada de contaminantes (Diseño de disposiciones de cojinetes de fricción) cuando el cojinete debe utilizarse en entornos altamente contaminados.
Los cojinetes de fricción de bobinado de filamentos SKF, que suelen ser dimensionalmente intercambiables con los cojinetes de fricción de bronce sólido o acero, pueden mecanizarse mediante métodos normales en todas las superficies, excepto en la superficie deslizante. Para facilitar el montaje, el cojinete de fricción puede dividirse longitudinalmente en dos mitades mediante el uso de una muela recubierta de diamante. Se debe aplicar también suficiente líquido refrigerante para evitar temperaturas excesivas, ya que pueden destruir el cojinete de fricción.

Los cojinetes de fricción de bobinado de filamentos SKF se fabrican mediante una técnica de bobinado a partir de un material compuesto autolubricante. La única capa superficial deslizante consta de poliéster de alta resistencia y PTFE (politetrafluoroetileno). La base consta de fibras de vidrio pretensadas de alta resistencia bobinadas. Ambas capas se fabrican mediante bobinado de hebras continuas en un patrón entrecruzado (fig. 16) y se incrustan en una matriz de resina epoxi para que queden firmemente unidas entre sí.
SKF logo