Rodamientos y cabezas de articulación que requieren mantenimiento

Los rodamientos y las cabezas de articulación que requieren mantenimiento deben engrasarse antes de comenzar a funcionar. A excepción de unas pocas aplicaciones, se los debe relubricar de manera periódica.

Las rótulas esféricas radiales de acero/acero SKF son de acero para rodamientos y se las reviene. Las superficies de contacto deslizantes de alta resistencia están fosfatadas y son tratadas con un lubricante especial que facilita el rodaje. Estos rodamientos se usan principalmente en aplicaciones con:

  • cargas estáticas pesadas;
  • cargas alternantes pesadas;
  • cargas de impacto.

Además, son relativamente insensibles a la contaminación y las altas temperaturas.

Para facilitar la relubricación, se incluyen orificios y ranuras de lubricación tanto en el aro interior como en el exterior de todas las rótulas esféricas radiales de acero/acero, excepto algunos de los tamaños pequeños. Las cabezas de articulación de acero/bronce SKF también deben ser relubricadas. No obstante, sus requerimientos son menos estrictos que los de las cabezas de articulación de acero/acero, ya que las propiedades de funcionamiento en situaciones de emergencia del bronce son más flexibles que las del acero.

El sistema de ranuras múltiples de SKF

Las rótulas esféricas radiales de acero/acero estándares que deben soportar movimientos de alineación menores bajo cargas muy pesadas en dirección constante son proclives a sufrir falta de suministro de lubricante. La falta de suministro de lubricante es una de las causas comunes de fallo prematuro de rodamientos en aplicaciones donde se producen movimientos menores bajo cargas pesadas en dirección constante. Para mejorar y maximizar los efectos del lubricante en estas condiciones, SKF ha desarrollado el sistema de ranuras múltiples. Los rodamientos métricos tienen un sistema de ranuras múltiples en la superficie deslizante del aro exterior (fig. 1) y los rodamientos en pulgadas lo tienen en la superficie deslizante del aro interior (fig. 2). Los rodamientos con el sistema de ranuras múltiples se identifican con el sufijo de designación ESL.

Las ranuras de lubricación ofrecen los siguientes beneficios:

  • mejor suministro de lubricante a la zona cargada (fig. 3)
  • mayor depósito de lubricante en el rodamiento (fig. 4)
  • permite la relubricación bajo carga;
  • intervalos de relubricación mayores;
  • espacio para las partículas de desgaste y los contaminantes;
  • mayor vida útil de la grasa.

El principal beneficio del sistema de ranuras múltiples es que mejora la distribución del lubricante en la zona más cargada, a fin de prolongar la vida útil y/o los intervalos de mantenimiento.

SKF logo