Procedimientos de relubricación

El procedimiento de relubricación depende, por lo general, de la aplicación y del intervalo de relubricación tf. SKF recomienda llevar a cabo uno de los siguientes procedimientos:
  • Si el intervalo de relubricación es inferior a seis meses, el procedimiento más cómodo y conveniente es la reposición. Este método permite un funcionamiento sin interrupciones y ofrece una temperatura constante más baja en comparación con la relubricación continua.
  • Cuando el intervalo de relubricación es superior a seis meses, por lo general, se recomienda renovar el relleno de grasa. Este procedimiento se suele aplicar como parte del programa de mantenimiento de los rodamientos.
  • La relubricación continua se usa cuando los intervalos de relubricación estimados son cortos debido a los efectos perjudiciales de la contaminación, o bien cuando otros métodos de relubricación no resultan convenientes debido a la dificultad de acceso al rodamiento. SKF no recomienda la relubricación continua en aplicaciones con altas velocidades de giro, ya que la agitación intensa de la grasa puede elevar mucho las temperaturas de funcionamiento y destruir la estructura del espesante de la grasa.
Cuando se utilizan rodamientos diferentes en una disposición de rodamientos, es habitual aplicar el menor intervalo de relubricación estimado para todos los rodamientos de la disposición. En esta sección, podrá encontrar pautas y las cantidades de grasa indicadas para los tres procedimientos alternativos.
SKF logo