Generalidades

La información que se encuentra en esta sección es de carácter general y su objetivo principal es señalar los aspectos que los diseñadores de máquinas y equipos deben considerar a fin de facilitar el montaje y desmontaje de los rodamientos. Para obtener más información sobre procedimientos de montaje y desmontaje, consulte el Manual de mantenimiento de los rodamientos SKF.
Ubicación para montar los rodamientos
Los rodamientos se deben montar en áreas limpias y secas, alejadas de las máquinas que producen virutas y levantan polvo. Si los rodamientos deben montarse en un área desprotegida, como suele ocurrir con los rodamientos de gran tamaño, será necesario tomar medidas para proteger el rodamiento y la posición de montaje contra la contaminación debido a polvo, suciedad y humedad. Para ello, se pueden tapar o envolver los rodamientos y los componentes mecánicos con plástico o papel.
Preparación antes del montaje o del desmontaje
Antes del montaje, asegúrese de contar con todas las piezas, las herramientas, los equipos y los datos necesarios. Asimismo, se aconseja que se revisen los planos o las instrucciones para determinar el orden y la dirección de montaje correctos de los distintos componentes. Los rodamientos deben permanecer en sus embalajes originales hasta momentos antes del montaje para evitar exponerlos a contaminantes. Si existe riesgo de que los rodamientos se hayan contaminado debido a manipulación incorrecta o daños en el embalaje, se los debe lavar y secar antes del montaje.

Control de los componentes asociados

Se deberá comprobar que los soportes, los ejes, los sellos y otros componentes del sistema del eje estén limpios. Este paso es particularmente importante en los orificios roscados, las entradas o las ranuras donde es posible que se hayan acumulado restos de las operaciones de mecanizado anteriores. Además, asegúrese de que no haya asperezas ni virutas en las superficies sin pintar de los soportes de fundición.

Una vez que todos los componentes estén limpios y secos, revise las tolerancias dimensionales y de forma de cada pieza. Los rodamientos solo tendrán un rendimiento satisfactorio si los componentes asociados cumplen con las tolerancias señaladas. Los diámetros de los asientos de eje cilíndrico y soporte se suelen revisar con un micrómetro o calibre interno en dos secciones transversales y en cuatro direcciones (Figura 1). Los asientos del eje cónico se pueden revisar usando un calibre de anillo (serie GRA 30), un calibre cónico (serie DMB o 9205) o una regla de senos.

Se recomienda mantener un registro de todas las mediciones. A la hora de realizar las mediciones, es importante que los componentes y los instrumentos de medición tengan, aproximadamente, la misma temperatura. Esto es particularmente importante para los rodamientos más grandes y sus componentes asociados.

Eliminación del agente protector

Normalmente, no es necesario eliminar el agente protector que se aplica a los rodamientos nuevos. Bastará con quitarlo de las superficies exteriores y del agujero. No obstante, si los rodamientos se van a lubricar con grasa y van a funcionar a temperaturas muy bajas o muy altas, o si el lubricante que se va a utilizar no es compatible con el agente protector, los rodamientos se deben lavar y secar cuidadosamente. Los rodamientos protegidos con sellos o placas de protección están llenos de grasa y no se deben lavar antes del montaje.

Cuando se los retira del embalaje original, algunos rodamientos grandes con un diámetro exterior de D >420 mm pueden estar cubiertos por una capa de agente protector grasosa relativamente espesa. Estos rodamientos se deben lavar cuidadosamente con trementina u otro líquido de limpieza seguro y se deben secar.
Manipulación de los rodamientos
SKF recomienda usar guantes y herramientas de transporte y elevación (Fig. 2) diseñadas especialmente para la manipulación de rodamientos. Si se utilizan las herramientas adecuadas, tendrá más seguridad y, además, ahorrará tiempo y esfuerzo.

Cuando se manipulen rodamientos calientes o llenos de aceite, SKF recomienda usar guantes resistentes al calor o al aceite.

En el caso de rodamientos grandes y pesados, se debe usar un dispositivo de elevación que apuntale el rodamiento desde abajo (Fig. 3). Para facilitar el posicionamiento del rodamiento sobre el eje, se puede colocar un muelle entre el gancho y el dispositivo elevador.

Para facilitar la elevación, los rodamientos grandes se pueden equipar, a pedido, con orificios roscados en las caras laterales de los aros para incorporar cáncamos. Estos orificios están diseñados para soportar solo el peso del rodamiento, ya que el tamaño y la profundidad del orificio se limitan al grosor del aro. Asegúrese de que los cáncamos estén sometidos únicamente a una carga en la dirección del eje del vástago (Fig. 4).

Cuando se monta un soporte grande enterizo sobre un rodamiento ya posicionado sobre un eje, se recomienda proporcionar tres puntos de suspensión para el soporte, con una eslinga de longitud ajustable. De esta manera, se facilita el proceso de alineación del agujero del soporte con el aro exterior del rodamiento.
SKF logo