Materiales para las obturaciones

Las obturaciones integradas en los rodamientos de súper precisión SKF están hechas normalmente de elastómeros reforzados con chapa de acero.

Caucho nitrilo

El caucho de butadieno acrilonitrilo (NBR) es el material “universal” para las obturaciones. Este copolímero, fabricado en acrilonitrilo y butadieno, muestra una buena resistencia a los siguientes medios:
  • la mayoría de los aceites minerales y grasas con aceite base mineral
  • combustibles normales, tales como gasolina, diésel y petróleos ligeros para calefacción
  • aceites y grasas animales y vegetales
  • agua caliente
El margen de temperaturas de funcionamiento permisibles es de –40 a +100 °C (de –40 a +210 °F). El labio de obturación tolera el funcionamiento en seco dentro de este margen de temperaturas durante breves intervalos de tiempo. Durante breves periodos puede tolerar temperaturas de hasta 120 °C (250 °F). A temperaturas más altas, el material se endurece.

Caucho fluorado

Los cauchos fluorados (FKM) se caracterizan por su alta resistencia térmica y química. Su resistencia al envejecimiento y al ozono es muy buena, y su permeabilidad a los gases es muy ligera. Tienen unas características de desgaste excepcionalmente buenas, incluso bajo condiciones adversas. El rango de temperaturas de funcionamiento permisibles es de –30 a +230 °C (de –20 a +445 °F). El labio de obturación tolera el funcionamiento en seco dentro de este margen de temperaturas durante breves periodos de tiempo.
El FKM es resistente a los aceites y fluidos hidráulicos, combustibles y lubricantes, ácidos minerales y alifáticos, así como a los hidrocarburos aromáticos que podrían causar fallos en las obturaciones fabricadas de otros materiales. El FKM no se debe utilizar en presencia de ésteres, éteres, cetonas, determinadas aminas e hidrofluoruros anhidros calientes.
¡Las obturaciones hechas de FKM expuestas a una llama abierta o a temperaturas superiores a 300 °C (570 °F) son un peligro para la salud y para el medio ambiente! Siguen siendo peligrosas incluso después de enfriarse. Lea y siga las medidas de seguridad.

ADVERTENCIA: HUMOS PELIGROSOS

Medidas de seguridad para el caucho fluorado

El caucho fluorado (FKM) es muy estable e inofensivo hasta una temperatura de funcionamiento normal de 200 °C (390 °F). Por el contrario, si se exponen a temperaturas superiores a 300 °C (570 °F), como en el caso del fuego o la llama abierta de un soplete de corte, las obturaciones de FKM producen humos peligrosos. Estos humos pueden ser dañinos si se inhalan o si entran en contacto con los ojos. Asimismo, la manipulación de las obturaciones es peligrosa una vez que han sido calentadas hasta dichas temperaturas, incluso después de haberse enfriado. Por consiguiente, nunca deben entrar en contacto con la piel.

Si es necesario manipular rodamientos con obturaciones de caucho fluorado que hayan sido sometidas a altas temperaturas (al desmontar el rodamiento, por ejemplo), se deberán observar las siguientes medidas de seguridad:

  • Utilice siempre gafas protectoras, guantes y equipos de respiración apropiados.
  • Coloque todos los restos de las obturaciones en un recipiente de plástico hermético señalizado con un símbolo que indique “material corrosivo”.
  • Siga las medidas de seguridad indicadas en la hoja de datos de seguridad (MSDS) suministrada con dichas obturaciones.

Si se produce contacto con las obturaciones, lávese las manos con jabón y agua abundante y, en caso de contacto con los ojos, aclárese los ojos con agua abundante y acuda inmediatamente a su médico. Si se han inhalado los humos, acuda inmediatamente a su médico.

El usuario es responsable del correcto uso del producto durante su vida útil y de su adecuada eliminación. SKF no se responsabilizada de la manipulación inadecuada de las obturaciones de FKM ni de los daños resultantes de su utilización.

SKF logo