Métodos de fijación

Tuercas de fijación

Los aros interiores de los rodamientos montados con un ajuste de interferencia suelen hacer tope con un reborde en el eje por un lado. Por el lado contrario suelen ir sujetos por una tuerca de fijación de precisión (fig. 1).

Los rodamientos con agujero cónico, montados directamente sobre un asiento cónico en el eje, suelen ir sujetos al eje por un distanciador asentado contra un resalte fijo en el extremo más grande del cono, y una tuerca de fijación de precisión en el extremo más pequeño del cono. La anchura del distanciador se ajusta para limitar la distancia de calado del rodamiento sobre su asiento cónico.

Para más información sobre las tuercas de fijación de precisión, consulte Tuercas de fijación de precisión.

Casquillos distanciadores
En lugar de rebordes integrales en el eje o en el soporte, se pueden utilizar anillos o casquillos distanciadores entre los aros del rodamiento o entre un aro del rodamiento y un componente adyacente (fig. 2). En estos casos, se aplican las tolerancias dimensionales y de forma para los resaltes.
Manguitos escalonados

Otra forma de fijar un rodamiento axialmente es utilizando un manguito escalonado (fig. 3) con un ajuste de interferencia apretado sobre el eje. Estos manguitos son especialmente adecuados para disposiciones de rodamientos de súper precisión, ya que tienen una variación muy pequeña y ofrecen una precisión superior en comparación con las tuercas de fijación roscadas. Por ello, los manguitos escalonados se suelen utilizar en husillos para velocidades muy altas, en los cuales la precisión que ofrecen los dispositivos de fijación convencionales puede ser inadecuada.

Para más información sobre los manguitos escalonados, consulte Manguitos escalonados.

Tapas laterales para soportes

Los aros exteriores de los rodamientos montados con un ajuste de interferencia suelen hacer tope con un reborde en el soporte por un lado. Por el lado contrario suelen ir sujetos por una tapa lateral.

Las tapas laterales y sus tornillos de fijación pueden, en algunos casos, perjudicar el rendimiento y la forma del rodamiento. Si el grosor de la pared entre el asiento del rodamiento y los orificios para los tornillos es demasiado pequeño, y/o si los tornillos se han apretado excesivamente, el camino de rodadura del aro exterior podría deformarse. Los rodamientos más ligeros de la serie de dimensiones ISO 18 y 19 son más susceptibles a esto que los de la serie de dimensiones ISO 10 o superiores.

Es aconsejable utilizar un mayor número de tornillos de menor diámetro. Se debe evitar utilizar sólo tres o cuatro tornillos, ya que un número tan pequeño de puntos de sujeción podría producir lóbulos en el agujero del soporte. Esto puede producir ruido, vibración, inestabilidad de la precarga o fallo prematuro debido a las concentraciones de carga. En husillos de diseño complejo con limitación de espacio, sólo es posible utilizar rodamientos de sección estrecha y un número limitado de tornillos. En estos casos, SKF recomienda un análisis FEM (método de elementos finitos) para predecir con exactitud la deformación.

Como orientación para conseguir una fuerza de fijación adecuada entre la cara del extremo de la espiga de centraje de la tapa y la cara lateral del aro exterior del rodamiento, se deberá ajustar la longitud de la espiga de centraje de la tapa de tal manera que, antes de apretar los tornillos, el intersticio axial entre la tapa y la cara lateral del soporte sea de 15 a 20 μm por cada 100 mm de diámetro del agujero del soporte (fig. 4).

SKF logo