Lubricación

Los rodillos de leva con eje SKF se suministran engrasados (tabla 1).

Para obtener información general, consulte la sección Lubricación.

Requisitos de relubricación

Rodillos de leva con eje:
  • se deben relubricar regularmente para que alcancen toda su vida útil, aunque el llenado inicial de grasa todavía conserve todas sus propiedades lubricantes
  • utilizados en aplicaciones en las que existen cargas ligeras, velocidades relativamente bajas y un entorno limpio, pueden funcionar durante largos períodos antes de requerir una relubricación
  • que funcionan en condiciones de contaminación y humedad, a altas velocidades o a temperaturas > 70 °C (160 °F) requieren una relubricación más frecuente
  • sin jaula (completamente llenos de rodillos) requieren una relubricación más frecuente
Los rodillos de leva con eje de diseño KR de los tamaños 16 y 19, con el sufijo de la designación PPSKA, no se pueden relubricar.

Características de relubricación

Los rodillos de leva con eje se pueden relubricar por medio de los conductos situados dentro del perno. Según la serie y el tamaño, existen hasta tres posiciones para la relubricación (fig. 1):

  • Las posiciones 1 y 2 se pueden equipar con la boquilla engrasadora suministrada con el rodillo de leva con eje.
  • La posición 3 se debe utilizar cuando se realice la relubricación por medio de conductos en los componentes adyacentes.
  • Para obtener información detallada sobre las posiciones  tabla de productos.
  • Para los rodillos de leva con eje, de tamaños ≥ 35, las posiciones 1 y 2 se pueden conectar a un sistema de lubricación centralizada (→ Accesorios).
  • Las posiciones que no se utilicen para la relubricación se deben cerrar por medio de una boquilla engrasadora o un tapón (→ Accesorios).
SKF logo