Transmisores de presión

Los transmisores de presión se usan para controlar y monitorizar sistemas automáticos de lubricación.


Se instalan al final de la línea principal. Los transmisores de presión miden la presión del lubricante que pasa por la línea, y la información se transmite al centro de control que controla la acumulación, el nivel y el alivio de presión.


Los transmisores de presión se pueden utilizar en sistemas de lubricación centralizada de línea simple SKF MonoFlex y de línea doble SKF DuoFlex.

SKF logo