Sistema de pulverización de grasa SKF para grandes engranajes abiertos

OG-1-04
OG-1-04
La experiencia nos ha demostrado que, aun con una colocación precisa de los engranajes, sólo el 50-60% de las superficies iniciales soporta la carga. Esto se debe a la rugosidad y la deformación de la superficie. La lubricación es, por tanto, esencial para lograr que los engranajes funcionen sin problemas.

La pulverización de grasa SKF es un sistema de lubricación que pulveriza el lubricante automáticamente sobre los dientes del engranaje. El sistema incluye una bomba neumática instalada en el bidón de lubricante del usuario. La bomba abastece a las unidades de distribución situadas encima de los engranajes que se van a lubricar. Los distribuidores progresivos instalados en estas unidades dirigen el lubricante hacia los pulverizadores. Una unidad de control de aire controla tanto el aire suministrado por la bomba de alimentación neumática como el aire dirigido hacia la boquilla para pulverizar el lubricante.

Ventajas:
  • La pulverización cubre la superficie de los dientes del engranaje, proporcionando una película homogénea con un espesor que se adapta a los requisitos del engranaje.
  • El sistema de pulverización de grasa SKF es automático, ofreciendo la posibilidad de lubricación continua o cíclica.
  • Los usuarios pueden ajustar el ciclo de lubricación de acuerdo con sus requisitos de aumento del nivel de producción o de variaciones de temperatura, por ejemplo.
  • El sistema está equipado con dispositivos de vigilancia y seguridad para un funcionamiento óptimo

Aplicaciones:

Transmisiones de engranajes grandes utilizadas en la industria de transformación de materiales, industria minera, cementeras, fabricación de acero, fábricas de fertilizantes, incineración de residuos y plantas compuestas, entre otras

SKF logo