Obturaciones de PTFE

En la mayoría los casos, las obturaciones de PTFE de pequeño diámetro se envían en un tubo que mantiene un diámetro interior de la obturación nominal (más pequeño que el diámetro del eje) durante el almacenamiento. Por lo tanto, no se deben sacar del tubo de transporte hasta justo antes de la instalación. Asimismo, si se deben realizar inspecciones de calidad, SKF recomienda mantener el tubo de transporte en su lugar. De todas formas, no es posible medir con precisión el diámetro interior de la obturación tras la fabricación debido a que la configuración del labio de PTFE cambia con el paso del tiempo a medida que se relaja.
Por lo general, las formulaciones del PTFE utilizadas para las obturaciones radiales con labio son más agresivas y abrasivas para el eje que los materiales elastoméricos estándar. Por lo tanto, los labios de obturación de PTFE requieren un valor de dureza de la superficie de 58 a 62 HRC. Una alternativa a la superficie del eje endurecida es el uso de un manguito de desgaste SKF, fabricado con las mismas normas estrictas que los aros interiores de los rodillos de agujas SKF, y que ofrece una excelente superficie de obturación.
En las aplicaciones en las que las obturaciones de PTFE van a ser las encargadas de retener un lubricante o van a estar totalmente anegadas con un fluido, las obturaciones se deben instalar en seco. En las aplicaciones con funcionamiento en seco o falta de lubricación, el labio de obturación se deberá prelubricar con una grasa adecuada para las condiciones de temperatura de la aplicación.

Aviso

A temperaturas superiores a 300 °C (570 °F), todos los fluoroelastómeros y compuestos de PTFE producen humos peligrosos. Esto puede ocurrir, por ejemplo, si se usa un soplete de soldar al retirar un rodamiento. Aunque los humos sólo se producen a altas temperaturas, una vez calentados, será peligroso manejar los retenes aun cuando estos se hayan enfriado. Si es necesario manipular las obturaciones de fluoroelastómeros o PTFE expuestas a las temperaturas excesivas mencionadas anteriormente, se deben tomar las siguientes precauciones:
  • Siempre se deben utilizar gafas y guantes de protección.
  • Los restos de las obturaciones se deben colocar en un contenedor de plástico hermético, marcado con el texto "Material corrosivo”.
  • Se deben seguir las precauciones de seguridad indicadas en las hojas de datos de seguridad de los materiales (que se pueden facilitar al cliente a petición).

En caso de contacto con la piel, lave la zona con jabón y agua abundante. En caso de que los materiales entren en contacto con los ojos, se deberán lavar con agua abundante. Consultar siempre a un médico. Esta medida también procede en caso de inhalación de humos.

Procedimiento de instalación

Los labios de PTFE no tienen las mismas propiedades elásticas que los labios de caucho, lo cual hace que sean más susceptibles a los daños. Por lo tanto, se debe tener especial cuidado durante la instalación y manipulación con el fin de evitar daños y ayudar a garantizar su adecuado funcionamiento. Las características del eje como los chaveteros y las estrías, así como los orificios perforados, los puertos y los escalones afilados de los ejes pueden dañar los labios de PTFE. Siempre que sea posible, estas obstrucciones se pueden cubrir utilizando herramientas de instalación de pared delgada fabricadas de plástico o metal.
La orientación del labio de obturación de PTFE durante la instalación determinará el método de instalación. La instalación es más difícil cuando el eje se instala contra el labio de PTFE (fig. 1 y fig. 2). Este tipo de instalación se complica aún más cuando es difícil acceder a los elementos de sujeción o estos no se pueden visualizar, y puede que no sea posible si no se puede utilizar una herramienta de instalación. En cualquier caso, cuando el eje se instala contra el labio de PTFE, SKF recomienda el uso de un cono de instalación o "bala". SKF puede presupuestar y fabricar conos de instalación si se suministran planos detallados del eje y las áreas de obturación. En lugar de conos de instalación, puede que sea necesario contar con chaflanes de entrada en el eje más largos de lo normal. No obstante, las características del eje que puedan producir daños en la obturación (chaveteros, etc.) se deben seguir cubriendo, posiblemente con cinta.
Si el eje se instala con el labio de PTFE, todo lo que se necesita es un radio o chaflán sin rebabas en el extremo del eje, siempre que el eje no tenga características que puedan provocar daños, tal y como se indicó anteriormente (fig. 3 y fig. 4).
Algunas obturaciones tienen dos labios de PTFE orientados en direcciones opuestas. En este caso, la instalación se realiza siempre contra uno de los labios y se recomienda el uso de un cono de instalación.
SKF logo