Rodamientos de dirección asistida eléctrica

Dirección de automóvil

SKF también ha sido un actor clave en la historia reciente de la dirección activa (un tipo de tecnología de dirección asistida eléctrica con relación de transmisión variable, que varía el grado en que giran las ruedas en respuesta al volante). A velocidades bajas, esta tecnología reduce la cantidad de giro que debe realizar el volante, lo que mejora el rendimiento en situaciones como el estacionamiento y otras maniobras de tráfico en zonas urbanas. A velocidades más altas, el rendimiento es tal que se evita la respuesta aumentada normal a partir de la velocidad y proporciona una mejor estabilidad direccional.

 

En una situación de estacionamiento, la computadora varía la relación de modo que se necesitan menos de dos giros del volante para mover las ruedas de tope a tope. A medida que el vehículo aumenta la velocidad, aumenta la relación de la dirección, por lo que se necesitan mayores movimientos del volante para mover las ruedas, lo que disminuye el habitual aumento de la respuesta del vehículo como consecuencia del aumento de la velocidad. Además de proporcionar relaciones variables de dirección, la computadora está conectada con el sistema de control de estabilidad del vehículo para ayudar a mejorar la estabilidad direccional del vehículo.

 

Si el conductor experimenta un derrape o un deslizamiento debido a las malas condiciones del camino, la dirección activa reaccionará a la información de los sensores de momento de viraje y modificará el ángulo de giro de las ruedas delanteras para estabilizar el vehículo. Esto ocurre mucho antes de que el conductor pueda reaccionar. Si el ángulo de giro activo no es suficiente, entonces interviene también el sistema de control de estabilidad para ayudar.

 

La seguridad es uno de los objetivos principales de este sistema. Los sensores de ángulo de giro en la columna de dirección detectan la dirección a la que quiere ir el conductor y el sistema interviene únicamente si el vehículo supera los límites de estabilidad. Si se produce un error o un problema electrónico, la computadora apaga el funcionamiento del motor eléctrico mediante el bloqueo de la corona dentada del conjunto de engranajes planetarios y lo convierte en una dirección de relación fija. Por último, si existe algún problema dentro de la unidad de engranajes planetarios, hay un segundo eje que se extiende desde el eje del volante hasta la cremallera de dirección, de modo que también está disponible la dirección convencional.

 

Las funciones de las direcciones de próxima generación serán aún más complejas e incluirán la denominada tecnología de dirección por cable, que es un campo en el que SKF ya ha hecho muchos progresos y que representa un interesante desafío para el departamento de ingeniería que trabaja, literalmente, para ampliar cualquiera de los límites de la tecnología y los conocimientos relacionados con las aplicaciones de dirección.

 

Para tener una idea clara y sencilla de la historia de las principales funciones de la dirección, puede consultar el gráfico de la página 3. Actualmente, la mayoría de los sistemas de dirección asistida en automóviles y camiones ligeros todavía son hidráulicos (es decir, la fuerza para girar las ruedas la suministra un pistón hidráulico, accionado por fluido hidráulico de alta presión), pero en algunos automóviles y camiones, es un motor eléctrico el que suministra la fuerza de dirección, y esta también es una de las etapas que representa la evolución de las aplicaciones y funcionalidades de la dirección.

 

La dirección asistida eléctricamente (EPS o EPAS) está diseñada realmente para utilizar un motor eléctrico que, al proporcionar asistencia a la dirección, reduzca el esfuerzo del conductor de un vehículo. El sistema EPS se ha desarrollado para prestar ayuda al conductor para que le resulte simple dirigir la rueda. Esta tecnología ha sido desarrollada para reducir el consumo de combustible y las emisiones de CO2 en comparación con la tecnología asistida por energía hidráulica.

Existen 3 tipos y sistemas principales de dirección activa en función de la instalación del equipo y la potencia que se quiere transmitir:
• EPAS de columna (vehículos ligeros)
• EPAS de piñón (vehículos del segmento medio)
• EPAS de cremallera (vehículos del segmento medio a alto)
• Los sistemas de dirección delantera activa permiten adaptar el ángulo del volante y el ángulo de las ruedas delanteras a la velocidad del vehículo.

SKF ha desarrollado una gama de productos para todos los tipos de EPS y sistemas de dirección activa:
• Rodamiento de bolas con cuatro puntos de contacto
• Rodamiento rígido de bolas con bajo nivel de ruido
• Rodamiento flexible 

SKF logo